Trump se defiende: "La enfermedad mental y el odio son las que aprietan el gatillo, no la pistola"

México pide que Estados Unidos controle la "venta indiscriminada de armas".

LD/Agencias

El presidente de EEUU, Donald Trump, urgió este lunes al país a condenar con "una sola voz el racismo, el fanatismo y el supremacismo blanco" al hablar del tiroteo de El Paso (Texas), antes del cual el presunto autor publicó un manifiesto contra inmigrantes e hispanos, y pidió pena de muerte para quienes cometan tiroteos masivos.

"Con una sola voz, nuestra nación debe condenar el racismo, el fanatismo y el supremacismo blanco", afirmó Trump en una declaración desde la Casa Blanca tras los tiroteos registrados el fin de semana en El Paso y Dayton (Ohio), con veintinueve víctimas mortales.

El mandatario subrayó que el tirador de El Paso, quien abrió fuego de manera indiscriminada en un centro comercial de la ciudad fronteriza con México, "publicó un manifiesto en internet repleto de odio racista".

De este modo, Trump salía al paso de las críticas que han arreciado durante el fin de semana culpando su agresiva retórica de mano dura en inmigración como uno de los factores que había alimentado la ola de violencia.

Asimismo, se mostró "indignado y asqueado" por las matanzas de este fin de semana y aseguró que los condenados por crímenes de odio deberían afrontar la "pena de muerte" con ejecuciones "rápidas".

Una vez más, Trump apuntó que "la enfermedad mental y el odio son las que aprietan el gatillo, no la pistola", en una defensa del derecho de portar armas en Estados Unidos.

Las autoridades federales ya han anunciado que tratarán el tiroteo en Texas como un acto de "terrorismo doméstico", mientras que aún investigan la motivación del ocurrido en Ohio. En ambos casos, los sospechosos son hombres jóvenes de raza blanca.

Horas antes Trump instó a republicanos y demócratas a unirse en el Congreso para aprobar un endurecimiento de los controles de antecedentes para quienes quieran comprar armas y ha planteado que, "quizás", debería aprobarse de forma conjunta a la reforma migratoria.

"No podemos dejar que quienes perdieron la vida en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, hayan muerto en vano", ha afirmado Trump en Twitter, en alusión a los dos tiroteos que sacudieron este fin de semana Estados Unidos y que dejaron 20 y nueve víctimas mortales, respectivamente. "No podemos olvidarlas, ni a todos los que vinieron antes de ellos", ha añadido.

Por este motivo, ha afirmado que "republicanos y demócratas deben unirse y aprobar controles de antecedentes contundentes, quizás enlazando esta ley con la reforma migratoria que se necesita desesperadamente". "Tenemos que lograr que algo bueno, si no grande, salga de estas dos tragedias", ha planteado.

El primero de los tiroteos tuvo lugar el sábado, cuando un joven de 21 años identificado como Patrick Crusius presuntamente abrió fuego de forma indiscriminada en un centro comercial de El Paso (Texas) y asesinó a 20 personas. Las autoridades sospechan que actuó motivado por motivos raciales y tratan el caso como terrorismo.

Unas 13 horas después, otro joven armado, Connor Betts, de 24 años, mató a nueve personas en el centro de Dayton, en Ohio, antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad. La Policía ha evitado especular con los motivos de Betts, aunque ha reconocido que tenía un pasado conflictivo y había amenazado a compañeros de instituto.

Trup ha aprovechado este lunes para apuntar que "los medios tienen una gran responsabilidad en la vida y la seguridad" de los estadounidense y ha acusado a las "noticias falsas" de "contribuir enormemente a la ira y la rabia que ha aumentado en los últimos años".

"La cobertura de las noticias tiene que empezar a ser justa, equilibrada e imparcial o estos terribles problemas no harán más que empeorar", ha señalado el mandatario norteamericano.

México pide examinar la "venta indiscrimada de armas"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha instado este lunes a las autoridades de Estados Unidos a analizar la "venta indiscriminada de armas", dos días después de un tiroteo en El Paso (Texas) que se saldó con la muerte de una veintena de personas, entre ellas siete mexicanos.

"Como todos sabemos, Ciudad Juárez y El Paso son ciudades vecinas y hermanas", ha destacado López Obrador durante su rueda de prensa diaria, en la que ha reiterado su pesar por la masacre. El ministro de Exteriores, Marcel Ebrard, visitará este lunes la frontera.

El mandatario mexicano, quien ha abogado por mantener "relaciones de amistad" y de "buena vecindad" con Estados Unidos, ha apuntado no obstante la necesidad de examinar el actual sistema de venta de armas, porque "afecta mucho" a la ciudadanía. En este sentido, ha defendido los controles que rigen actualmente en México.

"Los hechos que se presentaron en Estados Unidos deben llevar a la reflexión, al análisis y a la decisión de controlar la venta indiscriminada de armas. Lo digo con todo respeto, no es nuestro ánimo entrometernos en la vida interna de ningún país", ha añadido López Obrador.

No obstante, espera que ataques como los de este fin de semana no se usen con "propósitos electorales" en Estados Unidos, un país que mira ya a las elecciones presidenciales de 2020.

A continuación