La verdadera cara de los violadores en la calle

La derogación de la doctrina Parot ha puesto en libertad, de momento, a cuatro violadores: Manuel González González, el loco del chándal; Juan Manuel Valentín Tejero; Pedro Luis Gallego Fernández, el violador del ascensor y Miguel Ricart, el monstruo de Alcácer.

A continuación