El palacete del emir de Qatar con vistas a la Alhambra

El jeque Tamim bin Hamad Al Thani se enamoró de Granada durante un viaje de negocios en el que -además- se encaprichó de un carmen del Albaicín. Una propiedad con historia que pertenecía a la familia del fundador de Puleva. Pagó por ella más de 15 millones de euros.

A continuación