Tu Dinero Nunca Duerme: Claves para invertir en renta fija

Tu dinero nunca duerme
Presentado por Luis Fernando Quintero y Manuel Llamas
57:50
Borja Aguiar, de Amiral Gestion, cree que sigue teniendo sentido que el inversor particular dedique una parte de su cartera a la renta fija.
Tu Dinero Nunca Duerme

Esta semana, en Tu Dinero Nunca Duerme, tenemos uno de los temas estrella del año. Bueno, casi podríamos decir de la década: hablamos de la renta fija y de lo que puede pasar con este tipo de activos si vuelven las tensiones inflacionistas que algunos anticipan.

Porque los últimos diez años han sido excepcionales, en los mercados financieros, en muchos aspectos. Pero si hay uno que destaca sobre los demás es el de la inflación. O la falta de inflación, incluso a pesar de las políticas extraordinarias en las que se han embarcado los grandes bancos centrales. Hace tiempo que los agoreros alertan de la formación de burbujas de activos y de una inflación embalsada, que no se termina de mostrar, pero que podría romper los diques que la contienen en cualquier momento.

Para tratar de resolver estas dudas, de tranquilizarnos (o alarmarnos) y, sobre todo, de protegernos ante este escenario, hemos invitado a un gran experto, Borja Aguiar, responsable de Iberia en Amiral Gestion.  Así ve la situación del mercado: “La renta fija sigue siendo clave en las carteras de los clientes y sigue aportando descorrelación respecto a la renta variable. En el actual entorno sigue siendo complicado encontrar rentabilidad. Pero nosotros seguimos buscando ineficiencias del mercado. Nuestra cartera es muy diferente, por lo que creemos que la sensibilidad es baja respecto a un posible incremento de tipos de interés”.

También le preguntamos si anticipan un repunte de la inflación y de los tipos de interés: “Sí pensamos que podemos vivir un repunte de tipos. Pero en el medio plazo, creemos que los bancos centrales van a mantener su política de tipos bajos”.

No es fácil ser un gestor de renta fija en estos días. Aguiar nos explica de esta forma la política de inversión de Amiral en este tipo de activos: “No debemos olvidar que el primer trimestre de 2020 la situación era muy parecida a la de ahora. Los spreads eran muy ajustados, muchos gobiernos y grandes compañías con tipos negativos... Y lo que hicimos fue aplicar la cartera a este entorno. No somos inversores macro. Apostamos por compañías [que emiten deuda]. Nuestro primer papel es el de gestor de riesgos antes que gestores de fondos. Nosotros, para protegernos ahora mismo, lo que estamos haciendo es incrementar la liquidez y tener duraciones muy cortas: así estamos protegidos frente a una posible subida de tipos”.

¿Y no tienen miedo? ¿Cómo encontrar rentabilidad sin riesgo prestando a compañías que están pagando tipos de interés por encima del mercado y que, por lo tanto, se consideran menos fiables?: “Vamos a ver muchos impagos de muchas compañías. El empeoramiento de la calidad de los balances es un riesgo en este mercado. Nosotros aplicamos los mismos principios que aplicamos a la renta variable. Construimos la cartera emisión a emisión y emisor a emisor. Analizamos cada compañía que sobre el papel nos ofrece una ratio riesgo/rentabilidad atractivo. Queremos entender bien el negocio de la compañía y sentarnos con el equipo directivo. En parte podemos hacerlo porque somos un fondo pequeño. El mercado actual te exige ser muy dinámico, muy flexible y hacer un análisis fundamental de cada compañía”.

¿Y qué debe hacer el cliente medio? Porque ésa es la gran duda. Aguiar recurre a una fórmula clásica y muy utilizada en EEUU: “Tu edad en renta fija. Cuanto mayor eres, tu prioridad ya no es tanto crear patrimonio, como mantenerlo. Siguiendo esa idea: si tienes 55 años, un 55% de renta fija tiene sentido. Si tienes 80 años, casi todas tus inversiones deberían estar en renta fija”.

Más allá de este tema de la edad y del reparto, desde Amiral quieren hacer una advertencia sobre una situación tan peculiar del mercado: “Siempre hay que tener renta fija en cartera, pero a día de hoy, hay que ser mucho más selectivo. Sí recomendamos tener renta fija, porque te aporta descorrelación y te reduce volatilidad. Pero hay que ser exigentes y buscar fondos de gestión activa, flexibles y dinámicos”.

A continuación