Último adiós al futbolista sevillano José Antonio Reyes

Conmoción en el mundo del fútbol por la muerte en un accidente de tráfico del jugador, cuyos restos mortales han recibido hoy sepultura en Utrera.

Libertad Digital

El municipio sevillano de Utrera se ha volcado este lunes en el multitudinario entierro que ha tenido lugar en la iglesia de Santa María para dar su último adiós a los restos mortales del futbolista José Antonio Reyes, fallecido este sábado en un accidente de tráfico. El féretro con el cuerpo de Reyes llegaba a hombros a la iglesia de Santa María sobre las 9:30 horas procedente del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Utrera, en donde ha pasado la noche desde que llegara el domingo a última hora de la capilla ardiente instalada en el Estadio Sánchez Pizjuán, por donde han pasado hasta 11.000 personas en unas horas.

Tras la misa funeral y arropado por su familia y amigos, así como por un cuantioso número de vecinos que se acercaban hasta el lugar, el ataúd salía alrededor de las 10:30 horas hacia el cementerio local. Hasta el templo utrerano se han acercado también numerosos compañeros de Reyes y personalidades vinculadas al mundo del fútbol, como el presidente del Sevilla FC, José Castro, o Carlos Valverde, jugador del Extremadura y también originario de este municipio sevillano, quien ha asegurado que "todavía no se es consciente de la desgracia que ha pasado".

"El sábado por la mañana estaba con él en el entrenamiento y la vida cambia en un minuto. No somos conscientes de lo peligrosa que puede llegar a ser y nadie se esperaba que esto pudiera pasar, pero las cosas pasan, es un momento muy duro y ya nada va a cambiar lo que ha pasado", ha afirmado, visiblemente afectado, ante los medios de comunicación allí presentes, tras asegurar que el equipo se encuentra en estos momentos "hundido".

Tras indicar que él fue quien llamó al capitán del equipo para comunicar lo ocurrido, incide en que, "con todos los éxitos que habíamos conseguido esta temporada, se ha marchado consiguiendo uno que ha hecho a un pueblo muy feliz como es Almendralejo". "Ha sido un palo tremendo que nadie se esperaba", agrega.

En la misma línea, los ciudadanos que se han acercado hasta el templo para despedir a Reyes han querido poner en valor que el futbolista era "muy querido aquí en el pueblo". "Lo conocemos desde chico jugando al fútbol, era el mejor del mundo y ha sido una lástima", añaden, destacando que era "una buena persona, era amigo y compañero".

Asimismo, inciden en que Utrera está "muy consternada" por lo ocurrido porque a Reyes "lo conocía todo el municipio". "Era un chico muy alegre, muy afable que siempre estaba con la gente de su pueblo y llevaba a su pueblo por bandera. Era muy especial", ha resaltado otra de las vecinas.

Multitudinario adiós

El Sevilla FC organizó este pasado domingo una capilla ardiente en el antepalco de su estadio Ramón Sánchez Pizjuán, por el que desfilaron durante toda la tarde miles de personas para mostrar sus respectos a la familia del jugador y darle el último adiós a este futbolista, que es ya una leyenda del equipo de Nervión.

Por esta capilla ardiente pasó la plantilla al completo del Extremadura, el equipo en el que militaba en la actualidad. Como no podía ser de otra forma, el Real Betis Balompié asistió para darle el último adiós, con una comitiva integrada por el presidente Ángel Haro, Joaquín, Serra Ferrer y Juanito.

También estuvo una delegación del Real Madrid, encabezada por el presidente Florentino Pérez, que llegó acompañado por Butragueño, Raúl, Dani Ceballos y Sergio Ramos. Igualmente hubo representantes de otros equipos como el Barcelona FC, el Córdoba CF, el Granada CF, el Cádiz o el Benfica. Además, estuvieron el consejero de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y su antecesor en el cargo, Juan Ignacio Zoido.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, que también pasó por esta capilla ardiente acompañado por su homólogo andaluz, Eduardo Herrera, anunció que se concederá a Reyes la Medalla de Oro y Brillantes de la federación a título póstumo.

A continuación