Tres franjas horarias por edades para salir a pasear y hacer deporte

Es la propuesta de la Xunta

esRadio Galicia/Agencias

La Xunta ha trasladado al Gobierno central una propuesta para ordenar las salidas a la calle de la población en franjas horarias por tramos de edad.

La Xunta destaca que el objetivo de separar las franjas horarias es evitar que las distintas actividades al aire libre que se permitan no coincidan en horario. Además, recomienda que la entrada en vigor de las nuevas normas no se produzca en domingo o festivo "para tratar de observar en días de menor afluencia si existe alguna circunstancia que debe ser corregida en las instrucciones establecidas".

Así, la práctica del deporte para las edades compredidas entre los 14 y los 70 años quedaría reservada a primera hora de la mañana (entre las 07,00 y las 10,00 hora) y última hora de la tarde (entre las 20,30 y las 23,00 horas).

Según la propuesta de la Consellería de Sanidade, las franjas de 10,00 a 12,00 horas y de 17,00 a 19,00 horas quedarían reservadas para que los mayores de 70 años salgan a la calle a dar paseos o practicar alguna actividad física; mientras que el resto de la jornada (de 12,30 a 16,30 y de 19,30 a 20,30 horas) se permitiría que los más pequeños (menores de 14 años) jueguen o paseen acompañados de uno de sus padres.

En su proposición, la Xunta plantea que no se establezcan límites de tiempo para la actividad física más allá de la propia franja horaria y aumentar a 4 metros la distancia social entre personas. Para los niños, proponen que se mantenga el límite de una hora diaria para salir al exterior.

Toda actividad al aire libre se realizaría en solitario con la excepción de que pueda acreditarse que los miembros del grupo conviven en el mismo hogar. Además, también recomienda limitar a 5 kilómetros del domicilio la distancia máxima para levar a cabo la actividad física.

En cuanto a la práctica del ciclismo, que pide limitar al ejercicio individual o en grupo si se convive en el mismo domicilio, propone una distancia máxima de 30 kilómetros cuyo cumplimiento debería acreditarse a través de una aplicación móvil. En el caso de deportes acuáticos como remo, surf o piragüismo, deberían practicarse a no más de 5 kilómetros de distancia del domicilio.

Para deportistas profesionales o federados, que tendrían que mantener las normas de distanciamiento social, la Xunta considera que el Gobierno central y las federaciones debería fijar las condiciones de práctica de la actividad y especialmente en lo que se refiere al alejamiento respecto al lugar de domicilio.

A continuación