Se abre al tráfico la conexión de la carretera AC-551 con las vías AG-55 y A-6, en Arteixo (La Coruña)

Facilitará el tránsito de mercancías en el polígono industrial coruñés

esRadio Galicia/Agencias

La Xunta ha abierto al tráfico la conexión de la carretera AC-551 con las vías de altas prestaciones AG-55 y A-6, en Arteixo (La Coruña) con el fin de facilitar el tránsito del transporte de mercancías en este entorno industrial, según informa la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

Esta conexión está enmarcada en las obras del nuevo acceso al polígono de Morás, que está ultimando la Xunta "con las medidas de seguridad necesarias, para su final en mayo".

Esta actuación, con una inversión de 4,4 millones de euros, supondrá la conexión de la zona empresarial de Morás con la A-6 y la AG-55, a través del nuevo enlace situado en la carretera AC- 551, entre la salida de la autopista de Carballo y la glorieta de Sabón.

El objetivo de este proyecto es "mejorar la accesibilidad y reforzar la competitividad del parque empresarial para convertirlo en un polo de creación de empleo y riqueza en la área de La Coruña".

A continuación