Teresa Romero muestra una "leve mejoría clínica"

Los contactos de la auxiliar de enfermería que permanece ingresada siguen "asintomáticos y afebriles".

Galicia esRadio

La auxiliar de enfermería contagiada por ébola, Teresa Romero, ha experimentado una "leve mejoría clínica" y se encuentra "estable dentro de la gravedad". Así lo ha informado en rueda de prensa el director del Instituto de Salud Carlos III de Madrid y miembro del Comité Científico creado por el Gobierno, Antonio Andreu, que ha añadido que «hay que ser muy prudentes» porque la situación de gravedad de la paciente “se mantiene”, aunque “día pasado, día ganado”.

Andreu también ha afirmado que los contactos de Teresa Romero ingresados por precaución en el hospital Carlos III permanecen "asintomáticos y afebriles" y ha destacado que la "situación clínica y epidemiológica está bajo total control de las autoridades sanitarias".

Sobre el tratamiento que recibe Teresa Romero en su lucha contra el virus del ébola, Andreu ha explicado que está sometido a "secreto médico" y ha destacado que "el equipo médico dispone de todos los tratamientos necesarios". Sin querer entrar en mayor información sobre el estado de salud de la paciente, Andreu ha explicado que su situación “da esperanzas al equipo clínico que está intensificando todos los esfuerzos para mejorar su salud”.

Posibilidades de curación

Las posibilidades de curación de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola, Teresa Romero, aumentan a partir de hoy, cuando se cumplen 15 días desde que empezó a experimentar los primeros síntomas de la enfermedad.

Así lo ha dicho, en declaraciones a varios medios de comunicación, Fernando de la Calle, de la unidad de Medicina Tropical del Carlos III de Madrid y uno de los médicos que trata a la auxiliar de enfermería ingresada desde el pasado 6 de octubre.

"Es verdad que, estadísticamente, pasados ciertos días de la enfermedad del ébola, superada cierta barrera, los que han sobrevivido tienen más probabilidades de salir adelante", ha dicho este médico, que ha añadido que ese tope se fija en los 14 ó 15 días desde la aparición de los primeros síntomas.

Esto indica que, en el caso de Teresa Romero, la jornada de hoy y mañana serán cruciales para determinar sus posibilidades de curación.

De la Calle ha explicado que la paciente está recibiendo tratamientos experimentales para combatir el virus del ébola y medidas de soporte vital. Ha insistido en que «nadie que no tenga síntomas puede contagiar» el virus y que en este momento la única persona que puede hacerlo es Teresa.

Superar los 15 días

Que se superen los 15 días, ha dicho, "es una buena señal" porque la experiencia demuestra que es "la fase más delicada", pero ha insistido en ser prudente porque “no es garantía de recuperación”. Entre otras cosas, ha avisado de que aunque se cure la infección del ébola pueden presentarse otro tipo de complicaciones.

Por otro lado, ha afirmado que el 27 de octubre habrán transcurrido 21 días desde que Teresa Romero pudo tener contacto con otras personas fuera del hospital y que una vez pasado ese periodo si uno no desarrolla síntomas está libre de la infección.

Delgado ha subrayado que en España y otros países desarrollados los sistemas de salud pública "prácticamente garantizan" que no se extenderá la enfermedad, aunque pueda haber algún otro caso, pero ha avisado de que mientras siga activo el foco en África occidental seguirá siendo "una crisis humanitaria" y “también una amenaza a la seguridad internacional”.

A continuación