Cuestiones prácticas en la abdicación del Rey

Es la Tarde de Dieter
8:36
Dieter Brandau entrevista al profesor de Derecho Constitucional, Rafael Murillo, por las cuestiones prácticas en la abdicación del Rey.
esRadio

Para el profesor de Derecho Constitucional e historia del derecho en la Universidad San Pablo CEU, Rafael Murillo, el Gobierno debería, quizá "haber aprovechado para desarrollar una Ley Orgánica genérica para tratar las abdicaciones y renuncias", en lugar de desarrollar una única norma para el caso específico de la abdicación del Rey Juan Carlos I. Según este experto, el Gobierno "tendría que haber sido valiente, más cuando tenía la posibilidad de contar con el apoyo del PSOE en esta cuestión".

En declaraciones a Es la tarde de Dieter, en esRadio, Murillo ha señalado que al perder la condición de Rey, "dejará de ser inmune". Así, "todos los actos anteriores a la abdicación seguirán protegidos por la inmunidad. Mientras desempaña el cargo de rey goza de inmunidad, cuando deja el cargo, también deja de tener ese privilegio".

Otro de los aspectos que ha destacado Murillo es que el Rey tendría que haber anunciado la renuncia "ante las Cortes Generales". En este sentido y "como tampoco hay un reglamento", lo lógico es que hubiera trasladado su intención de abdicar al "presidente del Congreso" y éste es el que tendría que haberla trasladado "a las cortes generales". Más aún, seguía Murillo, cuando los asuntos que tienen que ver con la Corona, son los únicos que obligan a reunirse a ambas cámaras.

Proclamación o coronación

En cuanto al método que se empleará para nombrar Rey al príncipe Felipe, se hará mediante "proclamación" y no mediante "coronación". Así lo señalaba el experto Rafael Murillo, quien recordaba que la Constitución no prevé ceremonia de coronación, sino de proclamación.

Ejército

Finalmente, en cuanto a la situación del Rey como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, Murillo estima que Juan Carlos seguirá teniendo un papel importante pero "quedaría en situación de reserva, o una especie de retiro dentro de las fuerzas armadas porque el Jefe Supremo es el Rey" y éste será Felipe VI.

A continuación