El presidente de Chechenia, Ramzan Kadirov, pide a Putin utilizar armas nucleares de baja potencia en Ucrania

Además, critica al general Olexander Lapin, al que culpa de la toma de Limán por parte de las fuerzas ucranianas.

LD / Agencias

El presidente de la república rusa de Chechenia, Ramzan Kadirov, ha emplazado en un mensaje publicado en su canal en Telgram este sábado al presidente ruso, Vladimir Putin, a utilizar armas nucleares de baja potencia en Ucrania en respuesta a los retrocesos militares de las fuerzas rusas en el este del país. "Mi opinión personal es que hay que adoptar medidas más drásticas, desde la declaración de la ley marcial en la zona fronteriza al uso de armas nucleares de baja intensidad".

"No hay que tomar cada decisión con un ojo puesto en la comunidad occidental estadounidense". "Ya se ha hecho y ha ido en nuestra contra. Ayer fue un desfile en Izium, hoy una bandera en Limán y ¿qué será mañana?", ha añadido el líder checheno.

Culpa al general Lapin de la toma de Limán

Kadirov ha responsabilizado al coronel general Olexander Lapin de la toma este sábado de la ciudad de Limán, en la región de Donetsk, por parte de las fuerzas ucranianas y ha indicado que Lapin ha enviado a combatientes de la República Popular de Lugansk y otras unidades "sin las comunicaciones, suministros y munición necesarios".

Además ha reprochado a Lapin el haber trasladado su cuartel general a Starobilsk, a 100 kilómetros de la tropa. "¿Cómo puedes dirigir a tus unidades estando a 150 kilómetros? Hoy hemos perdido una gran cantidad de territorio por la falta de una logística militar elemental", ha apuntado.

exodo-masivo-rusos-1-290922.jpgCerco a Limán, ¿se aproxima un nuevo desastre ruso en el este de Ucrania?

Según cuenta en su mensaje en Telegram hace ya dos semanas que sabían que Limán era un objetivo fácil, pero el jefe del Estado Mayor ruso, Valeri Gerasimov, "confiaba en el talento y liderazgo de Lapin". "Si dependiera de mí degradaría a Lapin a soldado raso, le retiraría sus medallas y le enviaría al frente con una ametralladora en la mano para limpiar su vergüenza con sangre", ha afirmado.

Las Fuerzas Armadas ucranianas han informado este sábado de que han entrado en la ciudad de Limán, donde había unos 5.000 militares rusos. Moscú ha confirmado por su parte la retirada de la ciudad "a unas líneas más ventajosas".

A continuación