Autocrítica descarnada en el PSOE de Madrid: "O remontamos o el sueño se acabó"

Líderes del partido como Mar Espinar aseguran que la situación del partido es "critica" a un año de que se celebren las elecciones en 2023.

LD / Agencias

Tremenda la autocrítica que se ha escuchado hoy de los líderes socialistas madrileños en la inauguración de la convención municipal que el PSOE de Madrid celebra este fin de semana en el Palacio de Cibeles bajo el lema "Queremos Madrid".

Escuece aún la última debacle electoral en la que no solo perdieron las elecciones, sino que además pasaron a ser la tercera fuerza política en la Comunidad de Madrid por detrás del Más Madrid de Mónica García que es quien ostenta ahora el puesto de líder de la oposición al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Ante esta situación, que dio al traste con la capitanía del actual Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, para dar paso al liderazgo de Juan Lobato no parece que los líderes socialistas tengan mucha confianza en sus próximos resultados electorales. Así se desprende de la autocrítica que ha hecho en este cónclave socialista Mar Espinar.

La secretaria de Política Institucional del PSOE de Madrid ciudad y portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital no ha dudado a la hora de asegurar que la formación está en una situación "crítica" ante las elecciones de 2023. "O remontamos o el sueño se acabó" ha llegado a decir Espinar en presencia del propio Lobato, la secretaria general de la formación en la ciudad, Mercedes González, o la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.

Pero ha ido incluso más allá. Espinar ha subrayado "la sangría electoral constante" que sufre el partido porque, dice, "no han sabido hablar el lenguaje de la mayoría". "Nos han pasado por la derecha y por la izquierda y negar esta realidad es un error" ha añadido, al tiempo que ha insistido también en que no pueden permitirse "el lujo de meter la pata otra vez".

Dura autocrítica que la portavoz socialista en el consistorio madrileño ha tratado de paliar mostrando su confianza a Juan Lobato y a Mercedes González, de la que ha dicho "ella sabe los problemas de la ciudad y las respuestas que hay que dar". Palabras que ha rubricado parafraseando al actor Al Pacino en Un domingo cualquiera: "O nos curamos como equipo", ha dicho, "o morimos como individuos".

González llama a mirar al futuro

Por su parte la secretaria general del PSOE de la ciudad de Madrid, Mercedes González, no ha querido hacer balance de lo sufrido y por ello ha llamado a "mirar adelante" y no al pasado. La también Delegada del Gobierno en Madrid ha pedido a los presentes trabajar para recuperar la hegemonía de la izquierda con una fuerza, ha dicho, "tranquila, responsable y segura". Una fuerza, ha añadido, lejos de "experimentos, probaturas o plataformas que no han funcionado".

González ha tratado de contrarrestar así la autocrítica de Espinar. "Las cifras son las que son", ha dicho, "pero lo importante es que hace seis meses construimos un instrumento, el PSOE en la ciudad de Madrid, que tras seis meses de arduo trabajo la pregunta que nos hacemos es cómo hemos podido trabajar hasta ahora sin esta estructura, que ha dado coordinación, dirección, liderazgo político". Ya en declaraciones a la prensa ha insistido en que ahora son una "unidad, 23 agrupaciones que trabajan siempre, cada una, con un fin común".

Por ello asegura que están "preparados" para las elecciones de 2023. "El trabajo interno está hecho, ahora nos queda salir a la ciudadanía, explicarle nuestro proyecto, compartirlo con ellos y defenderlo de cara a las elecciones, eso es lo importante. Hay unas cifras malas y unas cifras buenas, que es con las que hay que quedarse", ha asegurado.

A continuación