Yolanda Díaz presenta la imagen de Sumar sin rastro de los líderes de Podemos

La vicepresidenta anuncia que presentará su plataforma de ultraizquierda el viernes 8 de julio en Matadero de Madrid.

Marta Arce

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha presentado este viernes la imagen de su nueva plataforma: Sumar. Se trata, como es obvio, de una cruz de color rosa. Además del logo, lo que también ha quedado patente en el vídeo de presentación publicado en redes sociales es que el culto al líder seguirá siendo la tónica dominante, tal y como sucedió con Pablo Iglesias en Podemos.

Bajo los lemas "cuidar", "dialogar", "escuchar" o "modernizar", el vídeo muestra numerosas fotografías, todas ellas de Yolanda Díaz, en las que aparece en diversos actos y mítines. No hay rastro de otros representantes políticos a los que Díaz pretende absorber como Ada Colau, Íñigo Errejón, Ione Belarra o Irene Montero.

La propia Díaz ha señalado que es "un día emocionante" porque Sumar comienza "su camino" y el próximo viernes 8 de julio abrirá el "proceso de escucha" con la sociedad con un acto público en el espacio cultural Matadero de Madrid.

Por el momento, la nueva plataforma que pretende unir a todos los grupos políticos de ultraizquierda y, de paso, acabar con Podemos y el legado de Iglesias, ya cuenta con presencia en Twitter, TikTok, Instagram, Twitch, Telegram, Facebook y Youtube.

Díaz no desvela si será candidata

El acto de lanzamiento de Sumar el próximo 8 de julio en Matadero coincide con la celebración del Orgullo LGTBi. Ese será el pistoletazo de salida para el "proceso de escucha" con una gira que recorrerá "toda España" para recabar propuestas de expertos y colectivos de la sociedad civil.

Díaz mantiene a raya a los partidos políticos por el momento y ha asegurado que quiere que en Sumar esté todo el mundo "sin excluir a nadie", refiriéndose a las militancias y no a las organizaciones: "Los partidos son imprescindibles pero ya llegaremos a ese momento, me gustaría que esté toda la militancia de IU, de Podemos, son militancia de oro".

Esa fase de escucha durará aproximadamente seis meses. El objetivo es llegar a tiempo a las elecciones generales de 2023 y, de paso, poner orden en la multitud de grupúsculos que copan la extrema izquierda y que hasta ahora bailaban al son de Podemos. Cuando concluya esa fase, Díaz tomará la decisión sobre si es candidata, algo que, según ha explicado ella misma, se hará de forma colectiva y en todo caso mediante un proceso de primarias.

A continuación