El TSJC anula el plan lingüístico de otra escuela en Cataluña por no contemplar el español como lengua vehicular

Es el séptimo colegio en lo que va de año obligado por el tribunal a modificar su proyecto de enseñanza para incluir un 25% de castellano.

Pablo Planas

Nueva sentencia en contra de la exclusión del español en los planes de estudios de escuelas catalanas. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado el proyecto lingüístico del centro Vora del Mar de Cubelles, en Tarragona, por no contemplar el español como lengua vehicular junto al catalán.

La Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC considera que el hecho de que el idioma catalán sea el idioma predominante no implica que se deba excluir el castellano. Es el séptimo caso en lo que va de año de anulación de un proyecto lingüístico.

Como en anteriores ocasiones, una familia asesorada por la Asamblea por una Escuela Bilingüe, ha logrado que el TSJC falle a favor de un 25% de clases en castellano, lo que supone otorgar al español el carácter de lengua vehicular. El fallo, que no es firme, alude a la doctrina de Tribunal Constitucional instaurada en la sentencia 31/2010 y según la cual el castellano debe ser considerado vehicular junto al catalán.

La resolución del TSJC apunta que "resulta perfectamente legítimo que el catalán, en atención al objetivo de normalización lingüística en Cataluña, sea el centro de gravedad de este modelo de bilingüismo, aunque siempre con el límite de que ello no determine la exclusión del castellano como lengua docente, de forma que quede garantizado su conocimiento y uso en el territorio de la comunidad autónoma".

Así, la sentencia insta a que se "se haga efectiva la presencia vehicular del castellano, en una proporción razonable, que no haga ilusoria o simplemente constituya un artificio de mera apariencia de la obligada utilización del castellano como lengua vehicular". Además, el tribunal insta a la Generalidad a adoptar las medidas necesarias para adaptar su sistema de enseñanza a la inclusión del español en un 25% del horario lectivo.

Rahola, acosadora

El caso es idéntico al de la escuela Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona), donde una familia ha conseguido que se introduzca un 25% de español en la clase de su hijo de cinco años aún a costa de sufrir insultos, amenazas, señalamientos y que personajes como Pilar Rahola difundieran la identidad del padre para ejercer aún mayor presión sobre la familia y facilitar el boicot a sus actividades privadas.

A continuación