Rufián presume de su "fuerza negociadora" y el Gobierno acepta más reuniones para salvar los Presupuestos

PSOE y ERC mantendrán "reuniones centradas en el aspecto técnico y político" de la Ley Audiovisual. El Gobierno quiere evitar vetos a los Presupuestos

Rubén Fernández

Se sentaron y se volverán a sentar. Tras la primera reunión celebrada este miércoles, que duró tres horas y que acabó de noche, el sector socialista del Gobierno y ERC mantendrán más reuniones pero ya centradas en el "aspecto técnico y político". En el PSOE confían en haber alejado el fantasma de un veto de los separatistas a los Presupuestos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se excusaba en "la negociación presupuestaria" para no dar detalles pero se mostraba confiada en encontrar "un acuerdo". Esto es lo que más inquieta a los socialistas: los Presupuestos. Lo siguiente, la tramitación de la Ley Audiovisual que, ya reconocen, se podría retrasar.

Según fuentes gubernamentales, los próximos encuentros se mantendrán de manera discreta y se centrarán en el aspecto más técnico de la Ley Audiovisual. Esquerra pide ahora que el 6% de lenguas cooficiales se aplique a Netflix y HBO. Tanto el sector socialista como el de Podemos han pedido informes jurídicos para ver cómo afecta la legislación europea.

gabriel-rufian-congreso-041121.jpgEl Gobierno convoca de urgencia a ERC para salvar los Presupuestos tras la crisis por Netflix

Rufián se jacta

"Lo importante es que se está hablando", decía Gabriel Rufián en los pasillos del Congreso antes de presumir de cómo está poniendo al Gobierno en jaque: "Estamos hablando de la principal ley que tiene un Gobierno, como son los Presupuestos, y en cuanto que salgan, nuestra fuerza negociadora disminuye".

El portavoz separatista reconoce que los Presupuestos y la Ley Audiovisual son dos cosas distintas pero que "la fuerza negociadora" la tiene ahora con las cuentas esperando su aprobación en el Senado. "Conocemos al PSOE. Es complicado que cumplan salvo que sea en base a firmeza", aseguraba Rufián.

Más tiempo para aprobar la Ley

En el Gobierno, ahora restan importancia a las prisas de Bruselas que arguyeron como causa principal para aprobar la norma. Fuentes del Ministerio de Economía afirman que lo urgente era transponer la directiva europea antes de final de año. La Comisión Europea les conminó a finales de septiembre a hacerlo en dos meses y creen que, con su aprobación en el último Consejo de Ministros, lo han logrado.

En el Ejecutivo barajan ahora otro calendario. Según afirman, la norma tiene que estar aprobada antes de acabar el primer semestre de 2022. Así que tienen tiempo para estudiar las enmiendas. La convalidación parlamentaria ya no corre tanta prisa.

Bolaños toma el control

La Ley Audiovisual es una competencia de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dependiente del área de Economía, de Nadia Calviño, sin embargo las negociaciones anteriores con ERC las llevó Félix Bolaños, ministro de Presidencia.

En esta ocasión, vuelve a pasar lo mismo. Calviño cedió su puesto a Bolaños, quien estuvo ayer presente en la reunión telemática y seguirá teniendo contactos con ERC. Fuentes socialistas afirman que María Jesús Montero se centrará en el aspecto más presupuestario y Bolaños en la Ley Audiovisual. Esta crisis podría no salirle gratis al Gobierno y ERC puede exigir alguna que otra partida.

Podemos, sin contacto

Al PSOE y Podemos les interesa salvar esta crisis y que el Senado convalide los Presupuestos, pero queda otra mini-crisis por cerrar: las exigencias de los morados con la Ley Audiovisual. Podemos se queja de haber estado excluidos durante toda la negociación y quieren que ahora se les haga caso.

Fuentes parlamentarias de Unidas Podemos aseguran que, pese a las advertencias de Jaume Asens de ayer, nadie del PSOE, ni del Gobierno les ha contactado para estudiar sus enmiendas. "Seguimos más cerca del no que del sí", matizan. Los morados quieren que la norma prohíba las externacionalizaciones de informativos en televisiones públicas y un organismo que "vele por la pluralidad informativa".

A continuación