Play

Un diputado de Cs homenajea entre lágrimas a las víctimas de ETA a las que el PSOE da la espalda

Guillermo Díaz acusa al PSOE de acordar con Bildu el anuncio de ETA sobre los homenajes para blanquear el acuerdo de PGE.

Maite Loureiro

El diputado de Cs, Guillermo Díaz, que sacó de sus casillas al diputado del PSOE, Odón Elorza, por hablar de ETA, ha aprovechado la defensa de la propuesta de su partido para acabar con los homenajes a etarras para homenajear a las víctimas. Una emocionada intervención que ha protagonizado con la voz entrecortada y entre lágrimas al recordar a los asesinados por la banda terrorista en los años 80.

En respuesta a quienes criticaron su anterior discurso por hablar de las víctimas sin ser una de ellas, Díaz ha recordado su propia experiencia como hijo de un militar amenazado por ETA, al que la banda terrorista tenía entre sus objetivos sin que, afortunadamente, lograran matarle por ser "difícil", al ir siempre armado y vigilar a diario los bajos de su coche.

El diputado de Cs ha recordado que su padre, como otros muchos españoles en aquellos años, tuvieron que velar y enterrar a sus compañeros arropados sólo por sus familiares, casi a escondidas, en cuarteles, sin que los curas oficiaran misas en aquél momento, entre la incomprensión de la sociedad, que apenas mostraba solidaridad, y el ocultismo de los medios que no tenía especial consideración hacia las víctimas de ETA.

"De ETA pueda hablar cualquier español, no hace falta el permiso del PSOE, tengan vergüenza", les ha dicho Díaz muy enfadado después de explicar su experiencia personal. "No me vuelvan a desautorizar para hablar de ETA por haber tenido la suerte de no haber sido huérfano a los dos años", ha dicho.

El grito emocionado de Vox

Entre ellas, Pedro Blanco García, asesinado por un coche bomba, Luciano Cortizo, también por una bomba lapa, e Ignacio Barangua, ametrallado por la banda terrorista, a los que Díaz ha recordado desde la tribuna de oradores del Congreso entre lágrimas, con la voz entrecortada.

Al nombrarles, el diputado de Vox, Alberto Asarta, general del Ejército, ha interrumpido brevemente su intervención con gritos, sin que pudiera escucharse bien lo que decía, en favor de los tres asesinados. "Quien grita es el diputado Asarta que lloró junto a mi padre a estas tres víctimas", ha explicado el representante de Cs.

Fuentes de Vox explican que gritó ¡presente! por cada uno de los asesinados, tres veces, por ser sus amigos y compañeros de promoción, como el padre de Díaz. Al concluir su intervención, el diputado de Cs ha recibido el aplauso emocionado de diputados de PP y Vox, incluido el presidente, Santiago Abascal, que le ha dado la mano para felicitarle. Al final, Díaz y Asarta se han abrazado emocionados.

abrazo-diaz-asartaok.jpg
Guillermo Díaz y Alberto Asarta se abran en el Congreso | Guillermo Sánchez.

El blanqueamiento de Bildu

Díaz ha reprochado duramente al PSOE no apoyar la iniciativa de su partido, que sólo contará con el respaldo de PP y Vox, según han anunciado los portavoces parlamentarios de sus partidos, Cuca Gamarra e Iván Espinosa de los Monteros, y ha defendido que las víctimas son "patrimonio de todos los españoles".

"Quieren someter a una lobotomía moral a la sociedad", ha dicho Díaz dirigiéndose a los socialistas, a los que ha preguntado directamente si serían capaces de pactar con violadores y pedirles que reduzcan los homenajes a esos criminales mientras aprueban los PGE, como han hecho con Bildu.

El diputado ha relacionado el anuncio de los etarras de no hacer homenajes públicos a los terroristas con la aprobación de las cuentas públicas, acusando al PSOE de haberlo acordado con Bildu para blanquear su acuerdo presupuestario.

A continuación