El Gobierno se centrará en la reforma laboral tras lograr unos Presupuestos "viables"

En el Ejecutivo "celebran" que en una misma semana han logrado apoyos para aprobar los presupuestos y reformar las pensiones.

Rubén Fernández

Hay trenes que sólo pasan una vez. El PNV, por una cuestión ferroviaria, no se subió al vagón de los presupuestos el lunes. Estuvo dudando si era el mejor momento. La diputada nacionalista, Idoia Sagastizabal, dejó caer que respaldarían las cuentas pero no acabaron de dar el sí definitivo. Estaban negociando el soterramiento del AVE a Bilbao. No cogieron el tren ese mismo día, pensando que el tren del martes podría ser mejor. Ahora, su apoyo ha perdido valor en el mercado persa de los Presupuestos de Sánchez.

En el Ejecutivo no contaban con un apoyo tan amplio a sus cuentas. Además de Bildu, Más País, Nueva Canaria, Teruel Existe y ERC, se ha sumado PDeCAT, cuatro diputados que han roto con sus excompañeros de Junts. Este apoyo ha rebajado el valor de los seis diputados del PNV. No son imprescindibles pero se cuenta con ellos.

marlaska-congreso231121.jpgLos pagos del Gobierno a ERC y Bildu: mejores condiciones para Mossos y Forales y la comisaría de Barcelona

El Gobierno no desprecia ningún apoyo nacionalista y acaricia la idea de acercarse a los 181 que alejarían la imagen de un Ejecutivo débil y que les permitiría tener margen para repetir alianzas en 2023, incluso si alguno se cae. Tener siempre un plan B por si falla alguien.

"Son los segundos presupuestos que este Gobierno saca en tiempo y forma", presumía la portavoz, Isabel Rodríguez. En La Moncloa no quieren recordar que Sánchez estuvo dos años gobernando con los presupuestos prorrogados de Cristóbal Montoro. "Son unos presupuestos viables", incidía la Ministra de Política Territorial.

También en el sector morado creen que es una "buenísima noticia". Para Yolanda Díaz se "ha consolidado una mayoría más que solvente para trabajar de aquí a final de legislatura". El bloque de ERC, Bildu ya está más que normalizado y el Ejecutivo va a seguir profundizando en él.

Ahora: reforma laboral.

En el Gobierno no esconden su euforia. Han conseguido sacar dos de los tres deberes que les puso Europa para acceder a los fondos europeos: tener unos presupuestos para 2022 y alcanzar un acuerdo en pensiones. Sólo les queda una: alcanzar un acuerdo en la reforma laboral y reducir la temporalidad. "Es lo que pide Europa", dicen fuentes del ejecutivo.

En eso se centrará el Gobierno de aquí a final de año: aprobar una nueva ley que permita reducir a tres los tipos de contrato. Lo hará "con el mayor consenso posible" pero, recalcan, que Bruselas les pide "diálogo social" aunque al final no sea ratificado por la patronal, como ya ha pasado con la subida de las cotizaciones.

CGPJ, cuanto antes

La semana "redonda", aunque ya sin Redondo en la sala de máquinas, podría incluso mejorar. En el Gobierno no cierran la puerta a alcanzar un pacto con el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial. "Cuanto antes, mejor",reiteran fuentes del Ejecutivo quienes recalcan que ellos han sido "bastante claros" y que el "mandato constitucional" es lo que manda.

Queda por ver si Teodoro García Egea acaba por darle una última alegría al Gobierno en la que ya reconocen como una de sus mejores semanas en muchos meses. "Todavía estamos a martes, hasta el viernes pueden pasar muchas cosas", aseguran confiados en el Ejecutivo.

A continuación