Génova cree que hay un "pacto Cayetana-Ayuso" para "controlar" a Casado

Génova achaca los últimos acontecimientos con Cayetana Álvarez de Toledo e Isabel Díaz Ayuso a ese plan.

Libertad Digital

No están siendo días fáciles en la séptima planta de la calle Génova 13. Allí se encuentra aún el despacho del líder del partido, Pablo Casado, mientras la formación sigue buscando otro edificio al que mudarse, y allí han sentado como un jarro de agua fría tanto las críticas a la cúpula de su exportavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo y como el empeño de Isabel Díaz Ayuso por dar la batalla por el PP de Madrid.

Según desvela este sábado el diario El Mundo, la dirección nacional del PP ha dicho "basta" después de que Pablo Casado haya ordenado frenar las hostilidades sin tener ningún éxito y se prepara ahora para demostrar que es él el que sigue mandando en el partido. En su entorno se quejan de que esta situación es muy similar a la que le sucedió a Mariano Rajoy en 2008, tres años antes de llegar a La Moncloa.

Creen que "hay un golpe en marcha" para "controlar" a Casado y retrotraer así al PP "al partido pequeño que quisieron imponer en 2008 los mismos que ahora". Ponen incluso nombre a los presuntos instigadores de la revuelta. Según ellos son la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre; la exportavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo; el actual consejero de Economía de la Comunidad de Madrid y quien fuera director de gabinete de Casado, Javier Fernández Lasquetty y Miguel Ángel Rodríguez, director de gabinete de Ayuso.

Desde la dirección nacional denuncian que todos ellos y su entorno "busca un partido centralista que giraría en torno a la Puerta del Sol" que a su juicio solo llevaría a los de Casado a repetir los peores resultados de la historia del partido cuando el PP consiguió tan solo 66 escaños. "El PP gana las elecciones generales cuando se parece a los españoles", señalan en el partido, algo que a su juicio no se da con Isabel Díaz Ayuso que arrasó en las elecciones de mayo.

El papel de García Egea

Tampoco ha sentado nada bien en la cúpula nacional la insinuación de que han sido ellos los que han filtrado el audio del vicepresidente de la Junta de Andalucía y dirigente de Ciudadanos, Juan Marín, sobre la no conveniencia de presentar los presupuestos andaluces en año electoral. Cuenta El Mundo que Casado ha dado orden a Teodoro García Egea de apaciguar los ánimos en el partido pero lo cierto es que está consiguiendo el efecto contrario. Ante este fracaso del número dos del PP, se excusan en la dirección nacional en que "van a por Teodoro porque quieren controlar a Casado".

Así las cosas, la cúpula del partido ha decidido unir fuerzas para frenar todos estos acontecimientos que, según ellos, están restando importancia a la labor de oposición de Pablo Casado. Según desvela La Razón, entre los chats internos del equipo de Casado comenzó a circular el viernes este mensaje de WhatsApp: "A la luz el pacto Ayuso-Cayetana para desestabilizar a Pablo". Una idea que quieren trasladar a todo el partido para, en cierta manera, poner freno también a las críticas internas que están cosechando por cómo están gestionando la crisis que vive el partido.

A continuación