Orden en el PP de ignorar a Cayetana Álvarez de Toledo: "No nos preocupa"

La dirección nacional evita responder públicamente a las acusaciones de la diputada y opta por hablar sólo de Sánchez.

Maite Loureiro

Cayetana Álvarez de Toledo ha provocado un auténtico tsunami en el PP con la publicación de su libro, Políticamente Indeseable, y sus declaraciones en Es la Mañana de Federico asegurando que la dirección nacional pretende filtrar informaciones perjudiciales contra Isabel Díaz Ayuso. Si Cuca Gamarra desmentía ayer de forma tajante esas acusaciones, la cúpula del partido cambia ahora de estrategia y opta por hacer el vacío a la diputada, ignorando sus palabras.

El secretario general, Teodoro García Egea, ha obviado las preguntas de la prensa al respecto durante un desayuno informativo esta mañana organizado por Forum Europa y que protagonizaba el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. A pesar de la insistencia de los periodistas por conocer su opinión sobre las duras palabras que Álvarez de Toledo le dedica, como que es un "déspota" que practica una política de "pelotas y peloteo", Egea ha ignorado por completo el asunto.

Álvarez de Toledo: "Que el PP se dedique a destruir lo que nos ha devuelto la ilusión es una locura"

El número dos del PP sí se ha parado a responder a los medios pero sólo para arremeter contra Pedro Sánchez y sus políticas que, según defiende el partido, es lo que de verdad importa a los españoles. "Sánchez ha condenado a una generación de jóvenes a no tener futuro", decía sobre la reforma educativa del Gobierno para pasar de curso con asignaturas suspensas, aunque la prensa le reclamaba una valoración sobre Álvarez de Toledo.

Empleando exactamente la misma estrategia, el senador Javier Maroto también obviaba todas las preguntas de los periodistas sobre Cayetana Álvarez de Toledo. "Lo más llamativo es que Sánchez quiere imponer un impuesto al empleo", aseguraba, remarcando que "es lo que preocupa al PP en este momento".

"No nos preocupa, está todo dicho"

Ante la insistencia de los periodistas sobre si "preocupan" dentro de partido las declaraciones de Álvarez de Toledo, Maroto insistía en que ellos están centrados en "los temas relevantes". "Todos los demás temas, si no los vemos, es porque no nos preocupan", añadía. El senador evitaba también responder sobre la guerra abierta entre Génova y el PP de Madrid, como hiciera recientemente amparándose en que no es militante de esta agrupación regional y por tanto no iba a decantarse por ningún candidato como favorito en caso de que haya primarias.

El PP estudia sancionar a Cayetana Álvarez de Toledo y niega filtraciones contra Ayuso

"Es un asunto que se ha contestado permanentemente y está ya todo dicho, en Madrid los problemas que tienen los madrileños son muy similares, muy parecidos a los que tiene el resto de España y que tienen que ver con la presión fiscal a la que Sánchez está sometiendo a todos", aseguraba.

Durante le desayuno informativo, Mañueco también era preguntado por la polémica. El presidente de Castilla y León se limitaba a asegurar sobre Álvarez de Toledo que "no ha leído el libro ni lo va a leer", como decía ayer Cuca Gamarra, y que "ya hace año y medio le recomendó que un poquito de desescalada verbal no vendría mal". Sobre la entrega de su escaño, asegura que es una "decisión personal".

Sobre el PP de Madrid ha evitado también entrar en la polémica al decir que "no hay nada que más aburra a las personas de Madrid que estar hablando de nosotros mismos y yo no voy a contribuir a ese papel", defendiendo que "si algo tienen claro en el PP es su compromiso con la unidad".

El frente andaluz

Además de Madrid, el PP debe hacer frente ahora también a la polémica surgida en Andalucía a raíz de los audios publicados por la Ser en los que el vicepresidente andaluz, Juan Marín, revelaba a los suyos que no les interesa aprobar los presupuestos autonómicos en año electoral.

El senador optaba en este caso por defender al presidente andaluz, Juanma Moreno, asegurando que "ha demostrado que gobierna muy bien, mucho mejor de lo que pensaba el PSOE". "Juanma Moreno ha demostrado defender los intereses de los andaluces incluso por encima incluso de los de los del propio PP y eso genera mucha confianza en los andaluces".

Sobre Marín, aseguraba que "el presidente de la Junta de Andalucía es el que mejor puede valorar cuáles son las funciones que tienen los diferentes miembros de su gobierno y la salud de la que goza su gobierno" y remataba asegurando que "él siempre ha dicho, con acierto, que el acuerdo de gobierno funciona muy bien".

A continuación