Vox denuncia ante la Fiscalía la concesión del tercer grado al asesino de La Rioja

El partido presentó una batería de propuestas en el Congreso para fiscalizar la concesión de terceros grados.

Maite Loureiro

Vox ha dado un paso más en su ofensiva contra la concesión de terceros grados en España y ha presentado una denuncia ante la Fiscalía por la concesión del tercer grado al asesino del niño de 9 años de La Rioja, Francisco Javier Almeida, que salió de la cárcel antes de cumplir de forma íntegra la condena previa que pesaba sobre él por el asesinato de una mujer.

El partido presentó esta semana en el Congreso una ofensiva parlamentaria para fiscalizar la concesión de terceros grados en nuestro país a lo largo de la presente legislatura, solicitando al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, información al respecto, la lista de los presos beneficiados así como los criterios en los que se basa la decisión o si se están pagando incentivos económicos para "vaciar" de esa forma las cárceles españolas de presos.

La vicesecretaria jurídica del partido, Marta Castro, denuncia que ese plus de productividad al salario de los directores de prisiones por incrementar la excarcelación de presos es un "un obsceno incremento patrimonial particular, de forma que la decisión está viciada desde su origen" y "no casa con la búsqueda del interés general", según informa Vox en una nota a los medios.

Posible prevaricación

La formación pide investigar las decisiones adoptadas por el centro penitenciario El Dueso en el que cumplía condena Francisco Javier Almeida ya que en esa prisión está la mayor parte de los presos de ETA y la decisión, advierten, "podría ser constitutiva de un delito de prevaricación".

Castro solicita los informes técnicos de la Junta de Tratamiento encargada de la vigilancia de Almeida durante el último año, y los relativos a la concesión del tercer grado por el que salió en libertad. Además, ha solicitado los informes que debiera presentar el director de la prisión a sus superiores, entre otras diligencias.

El partido recuerda que Almeida fue condenado a treinta años de prisión por el asesinato de una mujer que llevó a cabo mientras disfrutaba del tercer grado penitenciario por una condena anterior, de siete años de cárcel, tras haber violado a una menor. Se le volvió a conceder el tercer grado durante el cumplimiento de la segunda condena y fue cuando mató al pequeño Álex en Lardero.

Castro solicita que se analicen las circunstancias en torno a las que se resolvió de forma favorable el recurso del asesino a la vista de la segunda reincidencia de este reo en delitos tan graves como un asesinato.

A continuación