El Gobierno encarrila los presupuestos con elogios a Bildu y dedicatoria a Alberto Rodríguez

Las enmiendas a la totalidad son rechazadas gracias a ERC, PNV y Bildu, que recibió los elogios del Gobierno. Bolaños negocia la Ley Audiovisual.

Rubén Fernández

No son unos presupuestos más y en el Gobierno lo saben. Son las cuentas que les permitirán seguir en el poder y gestionar los fondos europeos del Plan de Recuperación. De ahí, la cara de satisfacción en la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, al ver cómo gracias al apoyo de ERC y Bildu, se tumbaban las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Vox, Ciudadanos, Coalición Canaria, Juntos por Cataluña, CUP y Foro Asturias.

Incluso el presidente del Gobierno saludaba a Gabriel Rufián a la salida del hemiciclo. Los ministros, sonrientes, se felicitaban entre ellos. Ni rastro queda de la desunión, a cuenta de la reforma laboral, de hace unos días. Hasta la Ministra de Hacienda pronostica que "agotarán la legislatura" para "traer todos los proyectos que inspiran a nuestra formación de Gobierno".

Más históricas eran las cuentas para el secretario de Estado de la Agenda 2030, y secretario general del PCE, Enrique Santiago. Para él "las enmiendas a la totalidad de la derecha reflejan el desprecio de los señoritos a la mejora de vida de las clases populares que ya se han cansado de servirles". Puro Novecento. El Gobierno ha salvado el primer obstáculo y sólo le queda un empujón final para aprobar los presupuestos.

Cesiones a los separatistas

La cesión de mayor calado es la de la Ley Audiovisual. La estaba gestionando Economía y ahora ha pasado a negociarla el hombre fuerte del Gobierno, Félix Bolaños. ERC quiere obligar a las plataformas como HBO o Netflix haya un porcentaje de producción en las lenguas cooficiales.

"Estamos viendo cuál es el porcentaje", aseguran desde el entorno del Ministro de Presidencia. "Se empezó hablando de un 15%", pero confían en reducirlo para que ninguna plataforma decida irse de España o se queje. "Será una ley que pactemos con ERC y veremos el literal que tiene que aparecer en el texto legal", añadía en el hemiciclo María Jesús Montero sin desvelar nada más. Rufián , fiel a su tono, aseguraba que "no se pide que la segunda temporada del Juego del Calamar se grabe en Vic, aunque no estaría mal."

En el Ministerio de Hacienda también están satisfechos con la postura de ERC. "Se empezó hablando de interinos y de la Ley Audiovisual", añadían fuentes próximas a la ministra elogiando que no ha sido una cesión costosa en términos económicos porque "han priorizado la agenda política". Aunque reconocen que, en materia de inversiones, "existen retrasos y no hay voluntad de ralentizar". No en vano, la inversión se dispara en Cataluña y será el doble que en Madrid.

El apoyo del PNV se ha logrado cediéndoles la gestión del ingreso mínimo vital. Ha sido una negociación, como le recordaba hoy María Jesús Montero, que ha llevado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. La ministra de Hacienda también ha elogiado la política social del Gobierno vasco, incluso ha añadido que se inspiraron en la "renta mínima vasca o como se denomine en su territorio". La negociación ha sido similar a la del año pasado cuando se les cedió las cárceles vascas.

Elogios a Bildu

La izquierda no oculta que han normalizado la presencia de Bildu, que es un socio prioritario, y que no les molesta su presencia, al contrario. El portavoz de Unidas Podemos, Jaume Asens, no dudaba en elogiar a Rufián y a los de Otegi. "Son independentistas pero tienen más sentido de Estado que quienes agitan banderas desde la bancada de la derecha". Al tiempo que agradecía a "los compañeros de Bildu su valentía" en "el reconocimiento del dolor de las víctimas de ETA".

Sólo un poco más comedida era la ministra de Hacienda. María Jesús Montero "agradecía el tono de su intervención" al portavoz de Bildu "por mucho que a alguno les moleste que se lo diga". Ambos han evitado hablar de "presos por presupuestos" como dijo hace algunas semanas Arnaldo Otegi.

Sobre las críticas a sus pactos con los herederos de ETA, el portavoz del PSOE, Héctor Gómez, se despachaba contra la derecha asegurando que "necesitan hablar de ETA porque no tienen argumentos para hacer oposición a un Gobierno que gobierna y que está haciendo las cosas bien".

Dedicatoria a Alberto Rodríguez

Igual que los equipos de fútbol dedican los triunfos a los jugadores que en la final se quedaron en el banquillo, en la coalición gubernamental se acuerdan de aquellos a los que les sacaron tarjeta roja por su entradas. El portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, no ha dudado en dedicarle las cuentas al diputado condenado por patear a un policía. "Se le arrebató su acta de diputado pero no su dignidad. Estos presupuestos también son tuyos". No fue la única mención al exdiputado canario. Gabriel Rufián también lo mencionó y calificó de injusticia que le retirasen su escaño por una "denuncia falsa de un policía".

Su intervención motivó que el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, pidiese a Meritxel Batet que interviniese porque "si el señor Rufián no estuviera amparado por el privilegio de inviolabilidad, esto sería un delito de calumnias". Sin embargo, Batet guardó silencio. Su intervención más larga fue para anunciar que las enmiendas a la totalidad quedaban rechazadas. El Gobierno tiene vía libre para aprobar los presupuestos.

A continuación