PP y Vox piden la reprobación de la ministra de Podemos, Ione Belarra, por acusar al TS de prevaricar

La retirada del escaño a Alberto Rodríguez sigue provocando fricciones en el seno del Gobierno.

Maite Loureiro

PP y Vox han registrado en el Congreso, por separado, una petición para reprobar a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, por acusar al Tribunal Supremo de prevaricar al condenar al exdiputado de Unidas Podemos, Alberto Rodríguez, por patear a un policía. La oposición reclama al presidente, Pedro Sánchez, que la cese de inmediato.

Belarra aseguró en twitter que "Rodríguez fue condenado a pesar de las pruebas que demuestran que él no estuvo allí. El objetivo era quitarle el escaño. El Supremo presiona a la Presidencia del Congreso para retirárselo aunque ambos saben que no es lo que dice la sentencia. Prevaricación". Declaraciones que le valieron incluso el reproche del CGPJ.

La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, ha defendido tras la Junta de Portavoces en el Congreso, que "los miembros del Gobierno deben ser los primeros en respetar la separación de poderes" y ha criticado que "los ataques de la ministra de Podemos no se pueden consentir". El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado a Belarra de haber dicho una "calumnia de la máxima gravedad".

Espinosa ha apelado a la Fiscalía para que actúe en contra de Belarra. "Que una ministra, muy ignorante e incompetente, haya osado, porque también la ignorancia es osada, a las más altas instancias judiciales de prevaricación y que no tenga consecuencias…la Fiscalía debería actuar de oficio pero la Fiscalía ¿de quién depende? Pues eso…", ha dicho, parafraseando al propio Sánchez.

Crisis de Gobierno a cuenta del escaño

Varios días después de que la presidenta de las Cortes, Meritxel Batet, accediera a retirarle el escaño a Alberto Rodríguez en cumplimiento al requerimiento del juez Manuel Marchena, continúan las fricciones en el seno del Gobierno, a pesar de que Unidas Podemos no ha cruzado el Rubicón de denunciar a Batet como había anunciado.

El portavoz parlamentario de la formación morada, Pablo Echenique, ha insistido en reclamar la dimisión de la presidenta del Congreso: "Ha cedido al chantaje de Marchena para despojar del acta a un diputado", ha dicho, calificando la decisión de "gravísima" y reclamando su "dimisión por la dignidad del cargo".

El portavoz socialista, Héctor Gómez, ha salido en su defensa sin entrar en la provocación de Podemos, limitándose a decir que "respaldan" la decisión de Batet y "respetan la independencia del poder judicial, también desde el respeto a las consideraciones que puedan hacer otros grupos sobre los pasos que se han dado".

Un intento de rebajar tensión por parte del PSOE en respuesta al gesto de Podemos de echarse para atrás en la denuncia a Batet que dejaron en manos de Alberto Rodríguez, motivo por el que decidió abandonar el partido y optar, finalmente, por recurrir su inhabilitación y la retirada posterior del escaño al Tribunal Constitución o, incluso, Estrasburgo.

A continuación