El ascenso de Yolanda Díaz frena a Sánchez y la resistencia de Vox a Casado, que necesitaría a Abascal para gobernar

El PP lidera otra encuesta, pero sigue necesitando a Vox para soñar con Moncloa, mientras Sánchez ve cómo su socio frena la recuperación del PSOE.

Libertad Digital

Como todos los que se conocen desde hace meses excepto los del CIS, el nuevo sondeo de Sigma Dos que El Mundo publica este lunes asegura que el PP ganaría las elecciones y podría gobernar pero, eso sí, siempre que contase con el apoyo de Vox.

Los populares tendrían un 28,9% del voto, que son seis décimas menos que en la anterior encuesta de la firma, publicada en junio. Con ese porcentaje lograrían 129 diputados, tres menos de los que les otorgaba aquel sondeo.

Pero Pablo Casado, también como adelantan todos los estudios demoscópicos, necesitaría contar con Vox para gobernar: los de Abascal tendrían un 15% del voto y 47 escaños. Bajan 4 décimas respecto al sondeo de junio, pero aguantan y permiten que ambos partidos sumen 176 diputados, es decir, una ajustada pero suficiente mayoría absoluta.

El PSOE no remonta

Por su parte, aunque seguiría siendo la segunda fuerza más votada el PSOE no se recupera desde el fondo que tocó en los pasados meses de mayo y junio: pese a la masiva crisis de Gobierno y las promesas electoralistas de Pedro Sánchez, los socialistas se quedan en el 25,5%, sólo cinco décimas más que en junio y un único escaño más para quedarse todavía por debajo de los 100, concretamente con 99.

Está claro que las ideas electoralistas del presidente ya no son lo que eran pero la encuesta también apunta otra razón para que el PSOE siga sin recuperarse: Unidas Podemos mejora siete décimas impulsado por la omnipresencia mediática de Yolanda Díaz, con lo que el partido morado llega al 10,9% y tendría 25 escaños.

En cualquier caso, pese a que los dos partidos del Gobierno suben unas décimas se trata de un ascenso claramente insuficiente pues sumarían sólo 124 diputados y tampoco Más País parece que vaya a ser el complemento suficiente para una mayoría: los de Errejón vuelven a retroceder tras el empujón que supusieron las elecciones en Madrid y, pasando de un 4,3% a un 3,1%, se quedaría sólo con 7 diputados.

Por su parte, Ciudadanos sigue en su agonía tan lenta como imparable: el partido de Inés Arrimadas se queda en el 3,1% del voto y sólo tendría un diputado, mientras que en junio tenía una décima más y aspiraba a dos diputados.

La derecha con amplia ventaja

Con estos datos el centro derecha consolida una amplia ventaja en votos y escaños respecto de la izquierda: PP, Vox y Ciudadanos tendrían el 47% de las papeletas y 177 diputados.

Mientras PSOE, UP y Más Madrid se quedarían en un 39,5%, que además es exactamente el porcentaje que tenían en junio, y que les dejaría en 131 escaños, a nada más y nada menos que 45 diputados de una mayoría para gobernar, que difícilmente podría sumar incluso con el apoyo de todos los de los partidos separatistas, pues ERC, JxCat y PNV sumarían 27.

La encuesta se ha realizado del 19 al 21 de este mismo mes de octubre y ha contado con 1.928 entrevistas, una cifra muy elevada para este tipo de sondeo.

A continuación