El zulo de Ortega Lara amanece con pintadas proetarras antes del homenaje a las víctimas

Los proetarras reciben al PP con pintadas de "fuera fascistas". Los populares acusan a Sánchez de ser "el pastor que cuida a los lobos".

LD/Agencias

La puerta de la fábrica de Arrasate donde ETA mantuvo secuestrado al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara ha amanecido este sábado con varias pintadas, ente las que se puede leer "fuera fascistas".

El mensaje va dirigido al Partido Popular, que había elegido este lugar para celebrar un acto de "desagravio" a las víctimas, coincidiendo con las numerosas concentraciones que los proetarras han convocado en todas las plazas de País Vasco contra la cadena perpetua, una estrategia para sortear la posible prohibición del homenaje a Henri Parot. Lejos de amilanarse, sin embargo, los dirigentes del PP han cargado contra los proetarras y contra el Gobierno de Pedro Sánchez por permitir los homenajes a "asesinos que están orgullosos de serlo".

Con las víctimas o con los verdugos

En representación de la plana mayor del partido, la vicesecretaria nacional de organización y presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, ha acusado a Sánchez, de ser "el pastor que cuida a los lobos" y le ha instado a elegir entre estar con "las víctimas del terrorismo de ETA o con los verdugos".

Por su parte, el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, ha asegurado que Henri Parot, "como otros de su especie", son "individuos dignos de estar representados en la cámara del terror de cualquier museo de cera".

39 víctimas mortales

Sobre las diez de la mañana, los militantes y dirigentes populares se han acercado hasta la fábrica en la que José Antonio Ortega Lara permaneció secuestrado en Arrasate, con carteles en los que se podían leer nombres de las 39 víctimas mortales de Henri Parot, junto a un lazo negro.

Tras guardar un minuto de silencio, Muriel Larrea, Carlos Iturgaiz y Ana Beltrán se han dirigido a los congregados. "Estamos en Mondragon para desagraviar a las víctimas del terrorismo ante la escalada creciente de actos que los socios del presidente Sánchez, esa extrema izquierda abertzale proetarra, llamada Bildu, Sortu, Ernai, Sare... están realizando con sus infames campañas para humillar a las víctimas del terrorismo y glorificar a ETA", ha dicho Iturgaiz.

"No lo vamos a consentir"

El presidente de los populares vascos ha advertido en este sentido que el PP no permitirá "que se humille más a las víctimas con recibimientos asquerosos y nauseabundos, como los 'ongi etorris' o manifestaciones que son pura apología del terrorismo".

Algo que también ha subrayado la vicesecretaria de organización, Ana Beltrán, que ha recordado que se trata de "asesinos que están orgullosos de serlo y que son recibidos como héroes en muchas ciudades del País Vasco y Navarra".

"No lo vamos a consentir por la dignidad y memoria de las víctimas del terrorismo de ETA y tampoco lo vamos a consentir por la dignidad que merecemos todos los españoles", ha dicho Beltrán.

Sánchez y los herederos de ETA

Tras alertar de que tanto en Navarra como en Euskadi se padece en la actualidad una "falta de libertad", por el hecho de estar "oprimidos por el entorno de Batasuna, nacionalista radical que impide que se nos escuche", Beltrán se ha dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

"Hoy no están aquí y no han movido ni un solo dedo para evitar que estos actos de homenaje a asesinos que hoy se van a celebrar. Y más un homenaje a un grandísimo asesino, a un bárbaro que cometió 39 asesinatos. Les pido a Sánchez y Marlaska que se pongan en la piel de que una de esas 39 víctimas de Parot fuese su hijo, su padre o hermana y vieran que se le recibe como un héroe", ha sostenido. De este modo, ha denunciado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez permite estos homenajes mientras "necesita seguir al lado de los herederos de ETA".

¿Y si se tratase de pederastas?

Por último, ha cuestionado al presidente del Ejecutivo qué pasaría si estos homenajes se realizaran a pederastas o violadores. "Seguro que no era igual", ha aventurado, al tiempo que ha recordado a Sánchez que "aquí no cabe la equidistancia. La equidistancia es ser cómplice", ha finalizado.

A la concentración de este sábado también han acudido los presidentes de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, Iñaki Oyarzábal, Raquel González, y Muriel Larrea, así como numerosos cargos de esta formación como Laura Garrido o la presidenta de Nuevas Generaciones, Beatriz Álvarez Fanjul.

A continuación