Olona desvela que el Gobierno pretende ilegalizar a Vox aplicando la Ley de Partidos contra ETA

Acusa a la recién nombrada ministra de Justicia, Pilar Llop, de ser "la llave" para "activar el botón de la ilegalización".

Maite Loureiro

El Congreso ha vuelto a ser escenario de un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y Vox a cuenta de los delitos de odio, con los que se intenta relacionar a la formación de Abascal por su oposición a las leyes de violencia de género o LGTBI.

Después de que el PSOE, Podemos y los separatistas utilizaran la Cámara para responsabilizar a Vox del asesinato del joven Samuel en Galicia, tras los intentos fallidos de Malasaña o las cartas con balas y una navaja, la secretaria general del grupo, Macarena Olona, ha alertado de que todo forma parte de una maniobra del Gobierno de Pedro Sánchez para intentar ilegalizarles.

En su interpelación urgente a la recién nombrada ministra de Justicia, Pilar Llop, que se estrenaba en el Congreso, Olona ha desvelado que el Ejecutivo pretende ilegalizarles aplicando la Ley de Partidos del año 2002, aprobada para ilegalizar a las formaciones políticas vinculadas a ETA.

La Ley de Partidos como llave

En concreto, el artículo 9 recoge que se declarará ilegal a los partidos que "vulneren de forma continuada, reiterada y grave la exigencia de una estructura interna y un funcionamiento democrático". También los que "vulneren sistemáticamente las libertades y derechos fundamentales, promoviendo, justificando o exculpando la exclusión o persecución de personas por razón de su ideología, religión o creencias, nacionalidad, raza, sexo u orientación sexual".

Olona advierte de que el Gobierno "está trabajando" para situar a su formación en un discurso del odio que no comparten, "montando y fabricando" pruebas contra ellos en base a esos dos preceptos de la norma, vinculando su rechazo a la inmigración ilegal, la ideología de género o los "chiringuitos" LGTBI, con actos violentos.

"¿Cuándo va a activar el botón?"

"En la hoja de ruta de este Gobierno totalitario está la ilegalización de Vox y es usted, ministra, la llave que lo activará", ha advertido Olona dirigiéndose directamente a Pilar Llop, que desde su escaño evitaba mirar a la diputada mientras le preguntaba desde la tribuna del Congreso "cuándo va a activar el botón de la ilegalización".

En base a esa acusación ha enmarcado la campaña mediática y política contra Vox o la denuncia de la Fiscalía contra el cartel de los menas en la campaña electoral de Madrid o contra el secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, por sus afirmaciones sobre las 13 Rosas.

La ministra guarda silencio

En su respuesta, la ministra de Justicia ha optado por obviar esa acusación para responder estrictamente a la pregunta escrita formulada por Vox sobre la "las medidas que va a adoptar el Gobierno para evitar la banalización de los delitos de odio", acusando a Olona de haber pronunciado un "discurso resentido y rabioso".

Una actitud que la diputada de Vox ha afeado a Llop durante su turno de réplica, a la que ha acusado de "guardar silencio" ante la grave acusación lanzada. La ministra le respondía de nuevo: "Tiene usted un peligroso delirio derivado de un complejo de inferioridad", le ha criticado, asegurando que "el Gobierno no está obsesionado con Vox". "A ustedes sólo les preocupan ustedes mismos. ¿Pero a quién le importa Vox?", le ha preguntado irónicamente.

A continuación