El arzobispo Omella, a favor de la 'mesa de diálogo' entre Sánchez y los golpistas

Tras el apoyo a los indultos, el presidente de la Conferencia Episcopal se pronuncia a favor de la negociación entre Gobierno y Govern.

Pablo Planas

El cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal, ha elaborado una breve glosa dominical en la que se muestra partidario del diálogo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y los golpistas catalanes. Con motivo de la fiesta regional de Cataluña, el próximo 11 de septiembre, Omella afirma que quiere "reflexionar sobre la necesidad de escucharnos los unos a los otros, porque en esto consiste el diálogo". Y tras advertir que no es lo mismo oír que escuchar apunta que "en diferentes esferas de la vida, saber escuchar es un valor fundamental, es un paso previo a intervenir, a proponer, a decidir, a actuar", así como que "la primera fase de un proyecto en común es escuchar".

Omella recurre a la autoridad de Jorge Bergoglio para escribir que "es conocida la preocupación del papa Francisco para fomentar la cultura del encuentro, que resume diciendo que es urgente construir puentes y no muros. En muchos discursos, el Papa remarca que conviene desarrollar una cultura del encuentro, no solo entre personas, sino también entre pueblos y culturas alejadas. El Papa nos recuerda que somos seres relacionales, que necesitamos comunicarnos. Frente a la sociedad individualista, destaca la belleza de la proximidad y de la interacción como vías de construcción de una sociedad alternativa".

De manera un tanto más directa en relación a la mesa de diálogo entre Gobierno y Govern, Omella receta que "vivir la escucha respetuosa podría ser la clave para resolver muchos conflictos de nuestra vida privada, social y política" y hace votos para que "esta Diada sea una verdadera jornada de encuentro fraternal hacia una comunión que respete la diversidad".

También por los indultos

Omella, junto al resto de los obispos catalanes también se mostró partidario de los indultos a los presos golpistas. En una reunión de la Conferencia Episcopal Tarraconense (que agrupa a los obispos de las diócesis catalanas), los prelados presididos por el cardenal emitieron una nota en el que decían mostrarse "convencidos de la fuerza que tienen el diálogo y las medidas de gracia en todas las situaciones de conflicto. Creemos que el logro de un recto orden social que permita el desarrollo armónico de toda la sociedad necesita algo más que la aplicación de la ley".

En ese mismo comunicado también proponían el diálogo "como vía efectiva que da respuesta a la esperanza de resolver las divisiones. Si el diálogo es serio, capaz y abierto, y si se admite que dialogar siempre significa renunciar a las propias exigencias para encontrarse en el camino con las renuncias del otro, habrá avances. Además, avanzar teniendo sentimientos de misericordia y perdón sinceros, respetando la justicia, ayudará a que los acuerdos que todos esperamos se logren pronto".

A continuación