El PSOE sigue sin remontar seis semanas después de la crisis de gobierno de Sánchez, según una encuesta

Ni cambiando a siete ministros y despidiendo a Redondo: el PSOE no logra crecer y PP y vox siguen estables en la mayoría absoluta.

C.Jordá

Más de cuarenta días después de la profunda crisis de Gobierno con la que Pedro Sánchez sorprendió a propios y extraños a primeros de julio, el principal objetivo del presidente no se ha cumplido: el PSOE sigue sin remontar en las encuestas y, de hecho, según el último sondeo publicado los socialistas estarían algo peor ahora que en el momento inmediatamente posterior a los cambios en los ministerios.

Así lo refleja la web especializada Electomanía, que en su nueva encuesta pronostica que los socialistas tendrían ahora un 25% del voto, un punto menos que el resultado inmediatamente posterior a la crisis de Gobierno. Además, el PSOE se situaría en 96 diputados, cinco por debajo de los 101 de la primera mitad de julio.

PP y Vox: mayoría holgada

Por su parte el PP sería el partido más votado con un 28,4%, un porcentaje muy similar al que muestran los sondeos publicados por Electomanía durante este mes de agosto y seis décimas más alto que en julio. Los de Casado lograrían ahora 121 escaños, cuatro más de los que pronosticaba la encuesta tras la crisis de Gobierno.

Un grupo parlamentario con el que podrían lograr una holgada mayoría de Gobierno siempre que lograsen un acuerdo con Vox: los de Santigo Abascal tendrían 55 diputados con un 16,3% de voto, sólo cuatro décimas menos que en julio.

Las dos fuerzas sumarían por tanto 176 diputados, justo uno por encima de la mayoría absoluta, pero además hay que tener en cuenta que es muy probable que a su acuerdo se pudiesen sumar los dos escaños de Navarra Suma, así como los de otras fuerzas políticas como Foro Asturias -que tendría uno- o, al menos en una investidura, los dos que tendría Ciudadanos, por lo que el nuevo gobierno podría nacer con el respaldo de al menos 181 escaños.

Podemos: estable dentro de la gravedad

También Unidas Podemos se muestra muy estable en estas encuestas, pero en su caso es una estabilidad bastante preocupante: el partido liderado -más o menos- por Ione Belarra estaría en el 10,2% de voto y 24 diputados.

Son los mismos que auguraba el sondeo de julio y además la intención de voto sólo sube tres décimas cuando el PSOE ha perdido todo punto, así que las perspectivas no son nada positivas.

Peor aún lo tendrían sus enemigos íntimos de Más País: los de Errejón que parecía que podían crecer tras su excelente resultado en las elecciones de Madrid vuelven a la irrelevancia total con sólo un 2,8% de intención de voto y, encima, perdiendo tres décimas respecto a julio. Eso sí, con ese porcentaje reducido lograrían 7 escaños, que son cuatro más de los que tienen ahora.

Por último, los partidos nacionalistas y separatistas se muestran completamente estables y ninguno ve variaciones significativas en su intención de voto ni en el reparto correspondiente de diputados: ERC tendría 14, JxCat 9, el PNV 7 y EH Bildu 5, cifras todas muy similares a su representación actual en el Congreso.

A continuación