La izquierda que condenaba la guerra en Afganistán, conmocionada ahora por la victoria talibán

Tras años de criticar las guerras, a EEUU y a los ejércitos, la izquierda se deshace en lágrimas y preocupación por Afganistán, pero sólo en Twitter.

C.Jordá

Durante años hemos visto a personajes, partidos y colectivos de izquierda movilizarse contra las guerras y, muy especialmente, contra las que libraba Estados Unidos más allá de sus fronteras, como la de Irak o la propia en Afganistán emprendida, recordemos, tras el 11S.

Sorprendentemente, o quizá no tanto, esa misma izquierda, esos mismos partidos y colectivos ahora muestran su espanto sobre lo que está ocurriendo en Afganistán y piden de las formas más diversas que se tomen cartas en el asunto.

Rufián de las Azores

Como siempre, uno de los primeros en sumarse al festín ha sido Gabriel Rufián y lo ha hecho con la demagogia y la torpeza con la que el de ERC suele desbarrar en las redes sociales.

Así, Rufián ha publicado un tuit con la famosa foto de las Azores y un escueto "que no se olvide" junto a los rostros de Bush Jr., Aznar y Blair, una referencia cuanto menos discutible cuando esos tres políticos fueron, precisamente, los que más apostaron por eliminar la amenaza de los talibanes.

Ximo Puig, sobrecogido

También se ha manifestado al respecto el presidente de la Generalidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, que ha pedido reaccionar ante la situación "sobrecogedora" de Afganistán, en especial de su capital, Kabul, y ha instado a la comunidad internacional a "no mirar hacia otro lado ni perder más tiempo".

Tras décadas de mirar hacia otro lado Puig ha mostrado toda esta preocupación en un mensaje de Twitter, acompañado de un vídeo que muestra la situación en el aeropuerto de la capital afgana, donde miles de personas intentar acceder a los aviones que parten del país. "Kabul, hoy. Es sobrecogedor", ha escrito.

Armengol descubre "el fundamentalismo y la barbarie"

Una colega de cargo y partido de Puig también ha alertado sobre la cuestión: la presidenta del gobierno balear, Francina Armengol, ha pedido que se proteja "a los refugiados y la vida de quien trata de huir del fundamentalismo y la barbarie talibán en Afganistán".

Y lo ha hecho por supuesto través de su cuenta de Twitter, en la que la balear ha asegurado que se trata de "una crisis humanitaria" que le "rompe el corazón", ha advertido de "millones de vidas amenazadas por el terror, la mayoría mujeres y niños".

Además, el Consejo de Gobierno que preside ha aprobado este lunes una propuesta de resolución que insta al Gobierno de España a intervenir para garantizar la vida y la integridad "que tanto peligra de las afganas" y se ha ofrecido para acogerlas.

"Profunda preocupación" en el PSOE

Lejos ya los tiempos del "no a la guerra" y de que Zapatero contemplara cómodamente sentado el paso de la bandera de EEUU -aunque hay que reconocer que el expresidente mostró mucho más compromiso con las operaciones en Afganistán para intentar hacerse perdonar su retirada de Irak- el PSOE han vertido en Twitter su "profunda preocupación" por "las noticas que llegan" desde el país asiático.

Ni cortos ni perezosos los socialistas han tomado medidas tan contundentes como urgir "la actuación de la Comunidad Internacional para garantizar la libertad y los Derechos Humanos, sobre todo de las mujeres y las niñas".

Ione Belarra: la culpa es de la OTAN

Por su parte, Podemos no ha tuiteado nada sobre Afganistán porque deben estar muy ocupados con los menores de Ceuta y, casualmente, el Mar Menor, pero sí se han hecho eco del mensaje de su secretaria general, Ione Belarra, que ha calificado la situación como "la enésima expresión de una política OTAN fallida y seguidista".

Una vez establecida la culpabilidad de forma inequívoca, la ministra ha incidido en que "no podemos desligarnos de nuestra responsabilidad de proteger la vida y los derechos del pueblo afgano, especialmente de mujeres y niñas". Que eso era exactamente lo que hacían los soldados de EEUU y de la OTAN allí es un detalle al que Belarra, por lo visto, tampoco le da demasiada importancia.

IU quiere "corredores humanitarios"

En el caso de Izquierda Unida no ha hablado el máximo responsable del partido, un Alberto Garzón muy atareado en sus vacaciones y que se ha limitado a retuitear el mensaje de la portavoz de la dirección, la eurodiputada Sira Rego, que ha hecho varias peticiones concretas a la UE, aunque por supuesto no ha explicado como poner en marcha la principal de ellas: "Corredores humanitarios para demandantes de asilo".

Además, ha pedido "eliminar requisito de visado a afganas que entren en Espacio Schengen" -por lo pronto sólo a mujeres- y "paralizar las deportaciones a Afganistán" y el "reasentamiento de refugiadas afganas".

La Barcelona de Colau "está lista"

Otro socialista, en este caso el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha asegurado por su parte la capital catalana "está lista para acoger a refugiados que huyen del fundamentalismo en Afganistán, especialmente mujeres y niñas".

"Hacemos un llamamiento a todas las administraciones para que abran canales seguros. No les podemos abandonar ahora", ha comentado en un tuit sin dar más pistas de cómo se pueden abrir esos "canales" (sic) seguros.

Petición a Ayuso desde Más Madrid

El partido creado por Errejón y Carmena ha visto en Afganistán otra forma de meter en el asunto a Isabel Díaz Ayuso y así, su portavoz en la Asamblea de Madrid, la "médica y madre" Mónica García, ha solicitado a la presidenta de la Comunidad de Madrid "que ponga todos los recursos disponibles para acoger a los refugiados afganos" que "huyen de la miseria y el horror".

Además, en un mensaje anterior y con un vídeo de la Cadena Ser ha hablado de nuestra "deuda con las mujeres afganas", ha reclamado "abrir las puertas a quienes huyen de Afganistán" y ha asegurado que "la comunidad internacional debe a velar por el cumplimiento de los derechos humanos".

Federación de Mujeres progresistas

Por último, una reacción realmente llamativa ha sido la de la Federación de Mujeres Progresistas cuya presidenta Yolanda Besteiro ha pedido que España tenga un "papel protagonista" en los grupos que arbitren y tomen las medidas en este tema a nivel internacional.

En declaraciones a Europa Press, Besteiro ha explicado que nuestro país debe tomar esta posición por la labor que ha llevado a cabo en Afganistán todos estos años en materia de "inversión de fondos públicos", la "creación de infraestructuras", de "escuelas" o de "clínicas" que, además, han tenido "repercusión" en la vida de las mujeres y niñas del país. Ni una mención al Ejército ni al centenar de soldados de la misión en Afganistán que perdieron la vida precisamente haciendo posible todo eso.

A su juicio, el Gobierno no debería poner solo a disposición de los ciudadanos afganos plazas para mujeres que han trabajado con los españoles, sino que reserven sitio para mujeres en "situaciones de peligro" por haber practicado "actividades ahora perseguidas" por el régimen talibán.

Pero lo peor de todo es que Yolanda Besteiro ha llamado a España y al resto de estados miembros de organizaciones internacionales a "reprender" a los talibanes y a actuar para "poner las cosas en su sitio".

A continuación