La Generalidad maltrata a los militares que ayudaron en el incendio del cabo de Creus

Un exmilitar denuncia que la administración autonómica no se hizo cargo del alojamiento, la comida y los desplazamientos.

Pablo Planas (Barcelona)

Abandono absoluto. Un exmilitar ha denunciado que la Generalidad catalana se desentendió por completo de los integrantes del 43 Grupo de las Fuerzas Aéreas que participaron en las tareas de control y extinción del fuego desatado en el parque natural del cabo de Creus el pasado fin de semana. Según una serie de mensajes de Twitter emitidos en la cuenta @torpegun, la administración autonómica no se hizo cargo del alojamiento de los pilotos. Tampoco de sus desplazamientos y comidas.

"Vergonzoso lo que ha pasado en el incendio de cabo de Creus: cuando la tripulación de un avión del 43 Grupo pernocta fuera de su base para actuar en un incendio, la comunidad autónoma se hace cargo de su alojamiento, cena y traslados hotel-aeropuerto. Es parte del acuerdo entre el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el Ministerio de Defensa y las autonomías", decía el primero de los mensajes. A continuación se apuntaba que "lo que no es normal, es ir a apagar el incendio del Cap de Creus, y tener que ir andando al hotel y pagar la habitación de tu bolsillo porque la Generalitat no ha querido hacerse cargo". Y para acabar, este usuario añadía: "¿Si los pilotos en lugar de militares españoles hubieran sido de la Securité Civile francesa como reclamaban, habrían hecho lo mismo?".

Estos textos han sido recopilados por el digital e-notícies antes de que el usuario los borrara con la excusa de que "he visto muchos insultos y los ánimos muy alterados. Lo que pasó está mal pase donde pase, pero veo que hay demasiadas sensibilidades cuando pasa en según qué sitios. Paz para todos".

La Generalidad y TV3 ocultaron durante todo el fin de semana la participación de militares en las tareas de extinción del incendio que arrasó más de medio millar de hectáreas. En concreto, se destinaron nueve aviones y dos helicópteros. Además, la presidenta del Parlament, Laura Borràs, se quejó de que el Gobierno había descartado solicitar ayuda a Francia. "Nosotros lo pedimos, el Estado español lo descarta. Los medios franceses se encuentran a pocos kilómetros de la frontera, pero el permiso y el criterio están a 600 kilómetros. Cuando hablamos de la necesidad de ser un país independiente también hablamos de cuestiones como esta. Ánimo y fuerza a los que luchan contra el fuego", manifestó la dirigente separatista.

El último episodio de maltrato de la Generalidad contra funcionarios del Estado fue el retraso injustificado en la vacunación de miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil destinados en Cataluña, un asunto que investiga la justicia.

A continuación