Ayuso arrasa, Iglesias será último y Cs desaparece en unas elecciones que podrían tener récord de participación

Un nuevo sondeo adelanta un dato que destroza toda la propaganda de Podemos: Ayuso arrasaría y lo haría con una participación de récord.

C.Jordá

Isabel Díaz Ayuso lograría el 43,5% de los votos en las elecciones del próximo 4 de mayo según el sondeo de Demoscopia y Servicios que publica este miércoles esDiario. La popular tendría 63 diputados en la asamblea regional, a sólo seis de una mayoría absoluta que completaría de forma holgada con Vox, que sumaría 11.

Ayuso logra una subida espectacular desde el anterior encuesta publicada por Demoscopia y Servicios en el mismo medio: a principios de marzo la popular se quedaba en un 31,3% y sólo 44 escaños, es decir 12 puntos y 19 representantes menos de los que el pronóstico le da ahora.

La participación, por las nubes

La encuesta recoge un dato que hasta ahora pocas han apuntado de forma tan contundente, a pesar de que en las últimas semanas sí se viene señalando la posibilidad de una alta participación. Pero no sería alta: con un 72,1% sería la más elevada de la historia desde que, el año 83, se celebrasen las primeras elecciones autonómicas en Madrid.

Para que se hagan una idea en los comicios de 2019 la participación fue del 64,2%, casi ocho puntos menos, mientras que cuatro años antes fue del 65,6%. Sólo en una ocasión, en las elecciones de 1995 que llevaron al poder a Gallardón se había superado, por unas décimas, el umbral del 70%.

Catástrofe para la izquierda

Pese a que Pablo Iglesias asegura desde su irrupción en la campaña que la victoria de la izquierda depende de una alta participación, lo cierto es que con este dato tan alto los tres partidos de izquierda se llevan un enorme varapalo conjunto: mientras en 2019 sumaron un 47,6% de los votos en esta ocasión se quedan en el 43,7%, muy lejos de la suma de PP y Vox.

El peor parado quizá sea Gabilondo: el socialista se quedaría en un 23,1% y 33 escaños, es decir, pierde nada más y nada menos que cinco puntos respecto al resultado que tenía a mediados de marzo. Además, el PSOE también estaría cuatro puntos y cuatro escaños por debajo de lo que logró en las elecciones de 2019.

Más Madrid, por el contrario aguanta relativamente bien el envite: con un 13,4% serían la tercera fuerza y tendrían 19 diputados. Esto supone sólo un 1% y un escaño menos que en 2019 y sin contar en esta ocasión con el supuesto tirón del tándem Errejón – Carmena. Además, sube casi un punto y dos diputados respecto al sondeo anterior.

Iglesias, por el contrario, recibirá un serio correctivo: pese a su irrupción estelar en la campaña Unidas Podemos se quedaría con un 7,2%, 10 escaños y como la última fuerza política de la Asamblea, incluso por debajo de Vox.

Pablo Iglesias logra mejorar el resultado que obtuvo la entonces desconocida Isa Serra, pero sólo por menos de un punto y medio. Además, aunque en la anterior encuesta de Demoscopia y Servicios Unidas Podemos estaba en un 5,8%, aquel sondeo se hizo antes del anuncio de la candidatura de Iglesias, por lo que es obvio que a estas alturas el revulsivo que ha supuesto el exvicepresidente es muy limitado.

Vox resiste a duras penas, Cs desaparece

Vox sería el cuarto partido en la Asamblea de Madrid con un 7,9% del voto y 11 representantes. Son resultados similares a los que obtuvo en 2019, si bien si describen una trayectoria muy cuesta abajo desde la convocatoria de las elecciones: el empuje de Ayuso les hace caer desde un pronóstico que predecía un 15% del voto y 21 diputados.

Por último, Ciudadanos estaría fuera de la Asamblea regional y, de hecho, muy lejos de cualquier posibilidad de entrar, con un 3,7% de intención de voto y en una trayectoria claramente descendente, por lo que no parece que Edmundo Bal tenga ninguna posibilidad de ser diputado regional.

A continuación