Montero abre campaña en Moncloa acusando a Ayuso de "convocar elecciones por motivos partidistas"

Niega la comparación con Cataluña cuando Sánchez se mojó a favor del adelanto, pendiente en los tribunales, para no desinflar el efecto Illa.

Ketty Garat

La campaña electoral vuelve a hacerse desde la Moncloa y con cargo a Moncloa. A la candidatura del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, quien se suma al precedente de Salvador Illa, apurando hasta el ultimo minuto en el Gobierno para aprovechar la plataforma gubernamental y la proyección mediática que garantiza, este martes se le suma la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, quien acusó a la candidata y presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de "convocar estas elecciones por motivos partidistas".

La portavoz del Gobierno aprovechó la mesa de la sala del Consejo de Ministros para cuestionar la decisión que le faculta la Constitución a la presidenta autonómica porque "no la entienden la mayoría de los ciudadanos" dado que "nunca habíamos escuchado una crítica contra su Gobierno". Y añadió que "espero que no haya interferencias en la vacunación y en la recuperación económica".

Preguntada por Libertad Digital por la coherencia o prudencia de este cuestionamiento de la prerrogativa constitucional de Ayuso habida cuenta de que tanto el presidente, Pedro Sánchez, como ella misma abogaron por adelantar las elecciones en Cataluña al 14-F, cuando el asunto se dirimía en los tribunales, y con la excusa de que hubiera "un gobierno cuanto antes" y no desinflar el efecto Illa, Montero dijo que el asunto no merecía "ninguna comparación".

Obviando que el presidente Pere Aragonés convocó elecciones seis meses después de inhabilitar el Tribunal Supremo a Quim Torra, la ministra portavoz ha asegurado que ambas convocatorias "en nada se parecen, porque en Cataluña las elecciones llegaron por la inhabilitación del president Torra que lleva a la necesidad de convocar" a Aragonés "provocada por un hecho externo, es radicalmente distinto".

Y añadió sobre Madrid: "No había ningún elemento que produjera ninguna crisis de gobierno que nadie estuviera en una crisis de gobierno que no nos hubiera contado, su socio manifestó su absoluta sorpresa. La pregunta es por qué la presidenta convoca unas elecciones. Lo único que se me ocurre es un cálculo electoralista, hacer algo que venía pensando desde hacía tiempo".

A continuación