Bibliotecas infantiles de Cataluña: España y el español desaparecen de los anaqueles

La Asamblea por una Escuela Bilingüe denuncia el sesgo separatista en la adquisición de libros infantiles para el sistema público de bibliotecas.

Pablo Planas (Barcelona)

La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) ha llevado a cabo un exhaustivo análisis de los títulos infantiles en el sistema público de bibliotecas de Cataluña, un total de 417 repartidas entre las cuatro provincias catalanas, y concluye que de cada diez libros adquiridos entre los años 2017 y 2019 menos de tres son en lengua española. Al tiempo, la adquisición de libros sobre la historia de España es aún más residual. Sólo cuatro de cada cien libros aluden a España, su historia y diversidad cultural. El resto se refieren exclusivamente a Cataluña.

Según la entidad, la política de compras de las bibliotecas públicas "no responden a la demanda de una sociedad bilingüe sino al objetivo de transmitir al público infantil que la única lengua de cultura es el catalán y que además es la única lengua de los catalanes, siempre en sintonía con lo que ya aprenden, escuchan y perciben a diario en la escuela".

El informe apunta también que "esta política de discriminación del español, que facilita la exclusión de las referencias al resto de España, se completa con una selección de libros enfocados hábilmente al público infantil. Libros que, con las píldoras de información necesarias, permiten construir ese relato de agravios de España contra Cataluña que coincide con el que describe el programa 2000". Dicho programa es el plan de "nacionalización" de Cataluña ideado por Jordi Pujol a principios de los años ochenta.

La AEB también denuncia "la introducción sistemática en un gran número de bibliotecas de libros dedicados a los sucesos del 1 de octubre de 2017".

Dadas las circunstancias, la entidad reclamará a la Generalidad que asuma los principios y valores del sistema nacional de bibliotecas y pedirá al Gobierno de España que vele por la defensa de la pluralidad de títulos y contenidos en las bibliotecas infantiles de Cataluña. Según la AEB, "los lectores menores de 12 años deben poder acceder a contenidos respetuosos con los programas educativos en lo que hace referencia a la Historia de España, a la Constitución, al Estatuto de Autonomía, a las tradiciones y a la diversidad lingüística".

A continuación