Los expertos en demoscopia coinciden: la irrupción de Iglesias beneficia a Unidas Podemos… y a Díaz Ayuso

Las elecciones se están convirtiendo en una fuente de sorpresas que hacen cada día más complicado analizar lo que puede ocurrir.

C.Jordá

¿Es la Comunidad de Madrid como las demás autonomías desde el punto de vista demoscópico? ¿Qué tendencias venían detectándose en la región antes del estallido de los últimos días? ¿Qué puede pasar a partir de ahora, tras la irrupción de Pablo Iglesias? Quizá nunca la política madrileña ha sido tan apasionante y, desde luego, nunca ha tenido tanta influencia en la nacional.

Hablamos con cuatro expertos en demoscopia para que nos ayuden a entender el sorprendente, y casi diríamos enloquecido, panorama de estas elecciones en Madrid, la convocatoria electoral más inesperada y que ha desatado acontecimientos todavía más inesperados.

¿Madrid es distinto?

¿Es Madrid una isla en el panorama sociológico y político español? Sí, en opinión de Narciso Michavila, el presidente de GAD3, una de las mayores firmas de demoscopia de nuestro país.

Michavila nos atiende en un lapso entre otras intervenciones mediáticas que en él son habituales, pero que aún prodiga más en estos días convulsos, y nos explica que hay varias razones que marcan esta peculiaridad: "En Madrid no hay nacionalistas, así que ya tenemos una diferencia importante con algunas comunidades y con el conjunto de España".

Además, señala la presencia de algunos elementos clave para decidir el voto que no se ven en otras autonomías: "El 51% de los niños va a la escuela concertada" lo que en su opinión puede ser decisivo: "Si la ley Celáa diese votos, estarían dándole visibilidad todo el día y desde luego no lo hacen".

Manuel Mostaza, director de Sector Público en Atrevia y reconocido experto en demoscopia, está de acuerdo en que existe esa diferencia de Madrid respecto a otras partes de España: "Es un territorio económicamente muy avanzado, hay mucho dinamismo y mucha movilidad" y estamos ante "una sociedad moderna en el mejor sentido, pero también en el menos bueno".

Además, señala también que estamos ante "un espacio muy globalizado y con muy poco carácter identitario", incluso con "un cierto desarraigo".

"Con Sánchez se parece más a la media"

Arcadio Mateo, experto en Demoscopia y Servicios, no está del todo de acuerdo: "Madrid ha sido ligeramente distinto, pero en la etapa de Sánchez se parece más a la media", nos dice, "de hecho en las últimas autonómicas ganó el PSOE", recalca.

Sí ve una diferencia, pero más política que sociológica: "Sí ha sido diferente que los líderes del PP han tenido un perfil distinto, propio, y eso ha supuesto una ligera transformación".

Una opinión muy similar mantiene Miguel Díaz, fundador y director de la web especializada Electomanía que nos dice que "no existe una diferencia significativa" como habría sido un sentimiento identitario o regionalista, pero también señala el mayor protagonismo de los políticos: "En otras regiones comparables las siglas pesan menos que el candidato", mientras que en Madrid las personas que encabezan las listas son más importantes.

Puede ser algo que se deba "a la gran exposición al foco de los medios que se tiene en Madrid" y también puede deberse "a los políticos de perfil muy alto que han pasado por Madrid", pero es una peculiaridad que afecta tanto a la derecha como la izquierda, asegura Miguel Díaz el mismo día en el que Iglesias anunciaba su desembarco en la región, por si quedara alguna duda sobre el argumento.

¿Por dónde iba Madrid?

En la última semana todo ha estallado en Madrid y la onda expansiva del terremoto político ha alcanzado de lleno a la política nacional, pero es interesante saber qué tendencias venían ya registrando nuestros expertos. Tampoco en esto coinciden al 100%.

Miguel Díaz nos explica que desde 2019 la tendencia venía siendo la misma: Isabel Díaz Ayuso crecía mientras Gabilondo —que fue el más votado en las elecciones de 2019— perdía fuelle. En su opinión, y desde luego esto resulta difícilmente discutible, "las polémicas con el Gobierno central venían funcionando como un revulsivo" para la popular, que hasta llegaba a captar votantes de Vox, al contrario de lo que ocurre en otros lugares.

Narciso Michavila nos explica que para él esta tendencia era muy fuerte y venía de lejos: "El año pasado hicimos una encuesta para el Dos de Mayo y la gente se sorprendió con el resultado porque el PP se disparaba". Compara lo que estaba ocurriendo con el falso efecto Illa registrado en Cataluña: "El PSC había recuperado mucho voto antes de la candidatura de Illa y aquí ha pasado lo mismo".

El presidente de GAD3 incide en que buena parte de ese resultado se debe a que muchos madrileños creen que "la pandemia se ha gestionado con mucho más equilibrio" que en otras regiones, "esa sensación de que nos han dejado vivir un poco" ha beneficiado a Isabel Díaz Ayuso.

Para Manuel Mostaza lo más destacable era la caída de Ciudadanos ya antes de los acontecimientos de los últimos días, una tendencia que relaciona con la de la política nacional y para la que ya veía al partido naranja "con muy poca capacidad para darle la vuelta".

Arcadio Mateo también ha observado también ese paralelismo con tendencias de la política nacional: "Vox estaba subiendo, Ciudadanos bajando y el PP también subió pero hasta las catalanas, después de eso hubo un frenazo". Destaca además dos cosas que ya se estaban viendo en los estudios: que "Ciudadanos corría el riesgo de desaparecer incluso antes de lo ocurrido en Murcia" y que, por el momento, todos los trasvases se daban entre partidos cercanos y "no había grandes movimientos entre bloques".

¿A quién beneficia la irrupción de Iglesias?

Tras los acontecimientos de estos últimos días, y la irrupción de Iglesias en las elecciones este lunes, todos los expertos coinciden en decirnos que el líder de Unidas Podemos ha logrado exorcizar su mayor miedo: ya no es posible que su partido se quede fuera de la Asamblea de Madrid por no llegar al 5% del voto.

Pero no es la única consecuencia del movimiento. Para Narciso Michavila si bien ni siquiera con la ya descartada unión con Más Madrid tenía posibilidades de superar a Gabilondo, provoca cambios en las expectativas de todos los demás partidos: "Consolida que Ciudadanos se quedará fuera", ya que el partido naranja "tiene un discurso muy difícil de defender", nos dice, y en su opinión también rebaja las expectativas de Vox. En ambos casos, la beneficiaria será Isabel Díaz Ayuso que, gracias a Iglesias, puede aspirar a atraer a votantes de Ciudadanos que con la irrupción del podemita "no se quedarán en casa" como pensaban hacer.

Arcadio Mateo ve un panorama similar: las tres listas de la izquierda lograrán representación y que Iglesias entre en la liza reforzará a Díaz Ayuso a costa tanto de Ciudadanos como de Vox. Además, destaca que el equilibrio entre derecha e izquierda se mantiene muy estable y que las elecciones estarán "muy ajustadas".

Manuel Mostaza, por su parte, señala que Iglesias "polariza muchísimo en el centro derecha" y que, por tanto, va a tener "un efecto movilizador de ese electorado: Ayuso activaba el voto a la contra de la izquierda e Iglesias de la derecha". Algo que no ocurría con Gabilondo, pero "ahora las opciones entre las que hay que elegir ya no son o Ayuso o Gabilondo sino o Ayuso o Iglesias" y, ante esa disyuntiva, se puede activar una "bolsa de votantes de Ciudadanos que se iban a abstener" y que se decidirá por la candidata del PP.

Por último, Miguel Díaz ve las cosas de una forma muy similar, pero incluso más contundente: "Podemos evita la desaparición, pero impulsa a Ayuso porque moviliza a votantes que no tenían claro su voto o que se iban a abstener". Citando el último estudio que han publicado en Electomanía destaca que, de haber ido en una lista conjunta Unidas Podemos y Más Madrid esto aún reforzaba más a Díaz Ayuso, "se acercaba a la mayoría absoluta" y perjudicaba al PSOE. Con esta posibilidad descartada —al menos de momento— Iglesias le hará daño a Más Madrid, como parece lógico, pero también al PSOE, pues puede retraer a votantes más moderados.

Una campaña electoral diferente

Nuestros expertos destacan que la campaña será "muy personalista", tal y como dice Narciso Michavila, que cree que si algún partido "es capaz de hablar de los problemas como el empleo, las vacunas y las ayudas" a empresas y autónomos puede ganar mucho.

"Puede pasar de todo" nos decía Manuel Mostaza antes de la irrupción de Iglesias, con lo que ya podemos dar por cumplido su pronóstico, mientras que Miguel Díaz destacaba que la campaña se centrará mucho en la candidata del PP: "La discusión sobre ella será lo que articule la campaña".

Miguel Díaz también señalaba una peculiaridad cuyo impacto es difícil de medir en este momento, que es que la votación será en un día laborable, mientras que otros expertos cercanos al PP mostraban algo de preocupación por otro detalle poco habitual: que en esta ocasión las autonómicas no coinciden con las municipales y los populares "tenemos más tirón en el Ayuntamiento de Madrid".

Son muchas variables, es una convocatoria muy extraña y lo único que está claro es que quedan casi dos meses apasionantes hasta el 4 de mayo. Hace casi dos años los partidos de centro derecha superaron por tres puntos a los de izquierdas —50,57% a 47,6%—, ahora no sabemos si esos porcentajes se repetirán, si la diferencia se ampliará o si se dará la vuelta. Sólo hay una cosa casi segura: que donde antes había seis partidos ahora sólo quedarán cinco.

A continuación