Contagios, fallecidos e IA marcan récords, mientras Illa sigue de campaña

El anuncio definitivo del adiós de Illa coincide con el día en el que la epidemia ofrece los peores datos de la tercera ola.

Libertad Digital

Los datos de la epidemia de coronavirus publicados este lunes por el Ministerio de Sanidad han marcado el récord para un fin de semana de dos de los criterios más importantes para seguir la evolución de la epidemia: el número de contagios —93.822— ha sido el más alto notificado en ningún lunes, superando el de la semana pasada cuando fueron 84.284.

También lo ha sido el número de fallecidos, que ha subido hasta 767. En este caso la diferencia con el lunes pasado es bastante mayor —fueron 455— y, aunque este dato es especialmente poco fiable tras el fin de semana, la subida es significativa.

Por último, también la incidencia acumulada a 14 días sube hasta su peor marca: con 884 casos por cada 100.000 habitantes roza ya el límite de los 900, que con toda seguridad superará durante una semana en la que no hay que descartar que se llegue al millar.

La cosa no va con Illa

Los récords negativos se acumulan en el día en que se ha hecho público que Salvador Illa dimitirá este martes de su cargo como ministro de Sanidad y en mitad de la descarada campaña propagandística para el candidato que se le ha montado desde el Gobierno.

Este mismo lunes, el todavía ministro ha compartido un acto con el presidente del Gobierno en el que éste le ha dedicado encendidos elogios. El pasado sábado el ministro que iba a "centrarse al 101% en la pandemia" fue la estrella del Comité Federal del PSOE, convocado en Barcelona precisamente para aprobar por aclamación su candidatura.

Simón da por superado "el pico" de la tercera ola

Fernando Simón, que ha admitido que "echará de menos" a Illa pero no ha querido opinar sobre su marcha, ha dado una interpretación positiva a los malos datos del día. Según el director del CCAES indicarían que "durante este fin de semana o como mucho este lunes" se ha superado lo peor de la tercera ola de la epidemia, el famoso "pico".

Lo cierto es que, con muchas reservas, los datos sí podían indicar que, al menos, la epidemia ha frenado su ritmo de expansión: los datos de este fin de semana suponen un incremento de un 11% respecto al anterior, puede parecer mucho pero aquel marcó una subida del 37% respecto al precedente.

Del mismo modo, los últimos datos diarios han ido marcando incrementos menores sobre los de la semana precedente hasta llegar al viernes, en el que no sólo el total de contagios ya bajó respecto al máximo del jueves, sino que en comparación con el viernes anterior sólo creció un 6%, tras días en los que esa subida estaba en el entorno de 20%.

Hay que conseguir un "descenso rápido"

No obstante, Simón ha lanzado otra de sus advertencias: "Si no conseguimos una velocidad de descenso rápida vamos a tener un sistema sanitario en una situación muy crítica, si no lo está ya", ha advertido.

Eso sí, el director del CCAES no ha abogado por un confinamiento total, ya que ha dicho que la transmisión del virus se puede reducir "muy rápido con muchas medidas" y ha explicado que ya en este momento "en muchas comunidades autónomas se está haciendo un confinamiento de facto en el que hay muy pocos incentivos para salir de casa". "Pasearte tu solo por la calle no es de riesgo, tenemos que ampliar ese concepto", ha señalado.

A continuación