Iglesias dice no al "alto al fuego" que pedía el PSOE y responde a Montero: "Sí, somos muy cabezones"

El vicepresidente segundo reivindica su estrategia ante el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos para que se cumplan los acuerdos de coalición

Noelia Bautista

Pablo Iglesias no tiene previsto ceder a las peticiones de alto el fuego que esta semana le hacían desde la parte socialista del Gobierno y se revuelve ante el toque de atención de la Ministra Portavoz que fortuitamente captaban los medios gráficos en los pasillos del Congreso.

Este sábado, ante el Consejo Ciudadano Estatal de su partido, Iglesias ha reivindicado su estrategia de presión a los de Pedro Sánchez para lograr entre otros objetivos de su partido que se prohíban los cortes de suministros a personas vulnerables o la derogación de la reforma laboral para lo que la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y ha buscado incluso apoyo en Bruselas esta misma semana.

Ante los suyos el líder de Podemos ha utilizado el "no seas cabezón" que le espetó esta semana María Jesús Montero para lanzar este aviso al PSOE: "Sí, somos muy cabezones para que se cumplan los acuerdos firmados". Iglesias se obstina así en continuar tensando la cuerda con sus socios de coalición después de haber sido llamado al orden por airear las diferencias en el seno del Consejo de Ministros sobre el citado corte de suministros o las discrepancias sobre la prohibición de los desahucios.

El vicepresidente segundo reivindica una vez más la validez del acuerdo de investidura en el que, ha recordado, "estamparon la firma" el presidente del Gobierno y él.

Mantendrá la presión a la Corona

Iglesias anuncia también que continuará presionando para investigar a la Corona en el Congreso. Sostiene que su partido debe seguir empujando hacia la identidad republicana que les representa y que en su opinión es ya "mayoritaria". Una identidad, que dice, les diferencia de aquellos que ya plantean "abiertamente" que "no todos son iguales ante la ley", en referencia a unas declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y los que dicen '¡Viva el Rey!' como una forma de expresar su deseo de que no haya cambio.

El líder de Podemos, no ha ocultado durante su discurso, su preocupación por la falta de apoyo de los socialistas en esta materia. Iglesias continúa molesto después de que esta semana sus socios de coalición hayan ayudado a tumbar en la Mesa del Congreso dos nuevas comisiones contra la Corona, una de ellas con la rúbrica de los morados para investigar la utilización de tarjetas opacas por parte de Juan Carlos I y otros miembros de la Casa Real. Dice Iglesias que rechazar investigar al Rey Emérito "lejos de hacerle un favor" compromete a la Monarquía. Por ello subraya que los partidos monárquicos "deberían ser los primeros interesados en que esta investigación parlamentaria se pudiera dar".

Además lanza esta advertencia: está convencido de que en Nochebuena, con el tradicional discurso del rey Felipe VI, se abrirá un debate sobre la institución. Asegura que muchos ciudadanos se plantearán si son monárquicos y republicanos.

Críticas del Partido Popular

Unas declaraciones que han provocado la reacción desde el Partido Popular. La diputada por Orense, Ana Vázquez, califica de "gilipolleces" las declaraciones del número dos del ejecutivo, al que llama "patético". Desde su cuenta de Twitter, Vázquez cree que la formación morada podría preocuparse más de los autónomos, de la pobreza o de las colas del paro.

A continuación