Podemos y PSOE coinciden en exigir un pronunciamiento de Felipe VI ante el riesgo de "implosión de la monarquía"

Fuentes de Moncloa niegan estar negociando una ley de regularización de la Monarquía pero ven "conveniente" desarrollar un Estatuto sobre la Corona.

Ketty Garat

El esquema sigue siendo el mismo: Podemos dispara y el PSOE calla. Bajo esta fórmula, el Gobierno de coalición avanza en su erosión de la Corona pese a que el presidente, Pedro Sánchez, insistiera públicamente en una entrevista a Telecinco en su defensa de la monarquía porque "aquí lo que estamos haciendo es juzgar personas, no instituciones".

Pero más allá del guión seguido de cara a la galería, se aprecian sutiles invitaciones de Moncloa a Zarzuela de cara a que el rey Felipe VI realice un pronunciamiento sobre la regularización fiscal de su padre. En la misma entrevista, el presidente deslizó sibilinamente que "tiene que ser la Casa Real quien comunique su parecer sobre una eventual vuelta del rey Juan Carlos".

Una invitación que hizo también horas antes la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, al señalar tras el Consejo de Ministros que "le corresponde a la Casa del Rey pronunciarse en las materias que tienen que ver con el rey emérito o en cuestiones relacionadas con investigaciones que se pudieran estar haciendo a personas de la Familia Real". En privado, en Moncloa son mucho más explícitos.

Las fuentes gubernamentales consultadas por Libertad Digital expresan el sentir que el Ejecutivo evita verbalizar ante las cámaras: "La Casa del Rey se tiene que defender y dar un paso adelante con un pronunciamiento, ya sea en el discurso de Navidad", que admiten que este año "es un discurso dificilísimo", o incluso antes. Añaden que "es una opinión, no una expectativa", con lo que coinciden con Podemos en no esperar nada de Zarzuela. Sea como fuere, "no se dará ningún paso hasta que no lo decida la Casa del Rey".

Y niegan estar negociando con Podemos una Ley de Regularización de la Monarquía. "No está en los planes del Gobierno", desmienten abriendo paso, sin embargo, al "desarrollo del estatuto de la Corona que está pendiente desde el inicio de la democracia en 1978" que permitiera aclarar "derechos y deberes de la Casa Real pero también delimitar el papel y las personas que conforman la Familia Real" para evitar dejar "así al arbitrio de Zarzuela" la decisión de excluir a algunos miembros como ocurrió hace años con Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina durante la instrucción del caso Noos. Aunque aclaran que "el primer paso tendría que ser de Zarzuela, no nuestro".

Podemos pone a Felipe VI en la diana

Unas palabras que no se alejan de manera radical de lo expresado por Podemos públicamente aunque desde la órbita del partido, y no del Gobierno, Rafael Mayoral, lo enuncie con más vehemencia de la recomendable. El portavoz adjunto ponía en la diana a Felipe VI y le pedía que compareciese en el Congreso para aclarar que no fue beneficiario de una tarjeta con fondos de Arabia Saudí. "¿Ustedes qué creen que debería hacer? Comparecer. Resulta curioso que, a fecha de hoy, Juan Carlos de Borbón haya dado más entrevistas que Felipe VI. Digo entrevistas, no ruedas de prensa, que es lo que sería conveniente ante un escándalo de semejante magnitud, máxime cuando en las escrituras de una de las fundaciones como beneficiario figura Felipe VI y el resto de la anterior Familia Real".

"La monarquía tiene una crisis de materiales y tiene un peligro serio de implosión" y eso significa que "si miramos a nuestra historia, unas veces se hizo a través de unas elecciones municipales pero la otra vez que llegó la República a nuestro país no se hizo a través de un referéndum sino a través de la salida de los corruptos de la Jefatura del Estado".

Mayoral denunció que "la Jefatura del Estado está en manos de un irresponsable" y que "el debate sobre la institución monárquica está abierto de par en par y no lo ha abierto ninguna fuerza republicana sino los escándalos de corrupción de forma sistemática". Quien "pone en jaque a la institucionalidad de la monarquía se encuentra en estos momentos escondido en un lugar donde no existe libertad de prensa, de reunión, de expresión... no parece muy razonable que permanezca escondido", dijo ante la pregunta de si respalda su vuelta a España estas Navidades.

A continuación