Puigdemont pasa del coronavirus y convoca una asamblea presencial en Francia con sus diputados y los de ERC

La reunión del Consell per la República está prevista para el próximo día 19 en la localidad de Argelès.

Pablo Planas (Barcelona)

"Asamblea de Representantes fundacional". Ese es el pomposo título que el expresidente de la Generalidad prófugo, Carles Puigdemont, le ha dado a la cita convocada para el próximo día 19 en la localidad francesa de Argelès. Al margen de las medidas contra el coronavirus que rigen en Bélgica, Francia y España relativas a la movilidad y a las reuniones, Puigdemont pretende que todos los diputados independentistas se presenten a su llamada.

"A esta sesión constitutiva de la Asamblea de Representantes están convocados todos los diputados y diputadas del Parlamento de Cataluña partidarios de que Cataluña se convierta en un estado independiente con forma de República que quieran formar parte y en cualquier caso, los diputados de los grupos parlamentarios que suscribieron el acuerdo de investidura que dio paso al actual gobierno de la Generalidad y a la creación del Consell per la República, tal y como determinan aquel acuerdo y el reglamento del Consell, aprobado por unanimidad de los miembros del Consell de Govern en la reunión del pasado 20 de abril", reza la convocatoria.

De tal modo, Puigdemont aspira a que a la cita se presenten tanto los diputados de su grupo, Junts per Catalunya (JxCat), así como los de ERC, formaciones que mantienen fuertes discrepancias en medio de un clima netamente electoral en Cataluña.

El propósito del encuentro presencial no es otro que el de ratificar a Puigdemont como presidente del Consell, ayuno como está el prófugo de proyección pública después de tres años de fuga. Para disimular, se votará un régimen electoral para elegir la futura Asamblea de Representantes ordinaria.

La creación del Consell se ideó poco después del golpe de Estado, con Puigdemont ya instalado en Bélgica y la intención era sustituir a las instituciones autonómicas, "mancilladas" según la retórica del separatismo por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

De nada sirven, pues, los llamamientos de las autoridades sanitarias autonómicas y del consejero de Interior, Miquel Sàmper, de JxCat, para reducir al máximo la movilidad, los contactos y extremar las medidas de precaución. Puigdemont se salta todas las recomendaciones y quiere que los diputados de su grupo y los de ERC acudan a Argelès a rendirle pleitesía seis antes de la Navidad.

Es dudoso que en medio de la bronca política el grupo de ERC se avenga a personarse al completo en la cita del Consell per la República. Se espera que a lo sumo envíe una representación de circunstancias.

A continuación