El Gobierno justifica su pacto con ERC porque Madrid "rompe la unidad de España"

La vicepresidenta Carmen Calvo acusa a Ayuso de "deslealtad" con su "asimetría fiscal". Y confirma "decisiones importantes" en materia tributaria.

Ketty Garat

Gobierno y ERC han llegado a un acuerdo para subir el impuesto de patrimonio y sucesiones a través de una enmienda incluida en los Presupuestos Generales del Estado. Un regalo a ERC, a las puertas de la campaña electoral catalana, que permitiría imponer la política tributaria en Madrid en torno a una de las principales banderas del PP en la región como es el Impuesto de Patrimonio, bonificado al 99,9%.

Un acuerdo que confirmó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior a la cumbre hispano-italiana en Mallorca donde aseguró que "todo el mundo tiene que estar de acuerdo, hasta incluso la señora Ayuso, en la igualdad de todos los españoles vivan donde vivan". El presidente aseguró que "éste no es un debate que responde a una cuestión meramente ideológica" porque "si usted habla con presidentes autonómicos del PP también le dirán que, efectivamente, tenemos un problema de armonización fiscal".

Sánchez recordó, además, las "recomendaciones de expertos durante el debate de financiación autonómica que señalaban que la armonización fiscal es una de nuestras debilidades". Y elevó la vista alegando que "es también un reto europeo, tenemos problemas en nuestro sistema fiscal. Tenemos un problema que resolver de armonización fiscal".

ScbAy1Vleb2Sak7ss

Calvo contra la asimetría fiscal

Previamente llegó la confirmación de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo en unas declaraciones desde la calle Ferraz: "En este momento, estamos al inicio de algunas decisiones importantes que les garanticen a los españoles que, sea cual sea el territorio, su situación tributaria no puede ser de una asimetría que plantee deslealtad entre los territorios entre sí".

La número dos del Ejecutivo no aclaró si el Gobierno se planteará la vía que permitiría imponer un tipo mínimo de esta tasa en toda España, si sería a través de una reforma de la Ley General Tributaria y se centró en la filosofía que justificaría invadir las competencias de Madrid, ya que se trata de un impuesto cedido al 100% a las comunidades autónomas.

"La verdad es que la ministra de Hacienda hace ya mucho tiempo que lo viene diciendo. Hace mucho tiempo que necesitamos armonización fiscal entre los españoles", ya que la bonificación en su totalidad en Madrid cuestiona, en su opinión, "la lealtad al Estado y la igualdad entre los españoles" porque, dice, no permite "igualdad de derechos, igualdad de libertades y de responsabilidades y deberes, hayamos nacido donde hayamos nacido". "Vemos al Gobierno de Madrid en posiciones que se acercan mucho a elementos que en nada ayudan a seguir entendiendo la unidad territorial de España con manifestaciones políticas que a veces resultan casi preocupantes".

Y recogió la advertencia sobre la Ley Educativa: "Les acabamos de oír decir que no van a cumplir la Lomloe, así que seremos como siempre los garantes de los equilibrios constitucionales que tienen que ver también con la presión tributaria independientemente de cada uno de nosotros sea cual sea el lugar donde tengamos que tributar".

El PP pone en peligro la unidad territorial

El mundo al revés de Carmen Calvo, en el que el PP pone en peligro la unidad territorial de España y ERC la garantiza. En el día en que los republicanos de Gabriel Rufián confirmaron su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, la número dos del Ejecutivo quiso "agradecer mucho" a las formaciones políticas que se han sumado, la última Compromís. "Ésta es un magnífica noticia desde el punto de vista democrático y que supone que los partidos políticos saben cuál es su sitio en esta cámara: apoyar las respuestas a los problemas. Esos son los Presupuestos".

Frente a la "radicalidad irresponsable del PP", Calvo puso en valor a la alianza Frankenstein y advirtió que "nosotros vamos a seguir haciendo el camino con la misma filosofía con que lo empezamos. Hace ya mucho tiempo que dijimos que nos íbamos a dirigir a toda la cámara. Vamos a seguir trabajando hasta el último minuto para que se incorporen más".

A continuación