El consejero madrileño Alberto Reyero dimite en plena crisis entre PP y Cs

En el equipo de Ayuso lamentan que haya decidido renunciar en un momento tan complicado para la región y agradecen su labor estos meses.

Mariano Alonso | Míriam Muro

El consejero de Políticas Sociales, Igualdad, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, ha dimitido este viernes deseando "suerte y acierto" a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y apelando a la "unidad de las instituciones como el camino más acertado para vencer al virus", según escribe en su carta de dimisión.

Reyero, diputado de Ciudadanos, agradece también a Ignacio Aguado que le designase para el puesto y asegura que ahora volverá a la Asamblea de Madrid para "seguir defendiendo los derechos de los más vulnerables". Su sustituto será su actual número 2 y viceconsejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo, según informa Ciudadanos en un comunicado.

Reyero, responsable de las residencia de ancianos, asegura en su carta de despedida que la situación en esos centros "está bastante controlada" aunque, matiza, "no nos podemos confiar". Su renuncia agranda la distancia entre los dos socios de coalición, tras el desafío lanzado este jueves por Aguado a la presidenta, desligándose del recurso autonómico a las restricciones impuestas por Sanidad y ofreciéndose para "sentar" en la misma mesa al Gobierno central y al madrileño.

Indignación en el equipo de Ayuso

Tras enterarse por una llamada a Ayuso este viernes, y la posterior carta de dimisión, en el equipo de la presidenta lamentan que haya decidido hacerlo en un momento tan complicado para la región. En público Ayuso le ha deseado "lo mejor" y ha explicado que la decisión la toma "por motivos personales".

Eso sí, la dimisión alimenta la tensión entre el Partido Popular y Ciudadanos dentro del gobierno de coalición de la CAM. "No piensan en el Gobierno del que forman parte, tan solo en sus intereses y en los de su partido", cargan desde el equipo del Ejecutivo regional.

Reyero, que arrancó su carrera de diputado autonómico en 2011 como diputado de UPyD antes de recalar en las filas de Ciudadanos, estuvo durante el estado de alarma de primavera en el ojo del huracán por algunas declaraciones que alentaron las acusaciones más graves del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que en una intervención parlamentaria llegó a decir que en la Comunidad de Madrid se podría haber cometido un "crimen" con los ancianos.

A continuación