Cs y el 11-S: de las Diadas alternativas de Rivera al mensaje institucional de Carrizosa

El candidato elegido por Arrimadas ofrece un solemne mensaje grabado en el Parlament pidiendo que el 11-S sea "el día de todos los catalanes".

Mariano Alonso

De celebrar Diadas alternativas con historiadores que impugnaban el relato "victimista" del nacionalismo y proponer que fuese Sant Jordi, el 23 de abril, el día de todos los catalanes, a asumir el 11-S como la fecha de esa comunidad.

Ese es el giro que paulatinamente ha protagonizado Ciudadanos desde su fundación en 2006 y durante la época en que lo lideró, en Cataluña y luego en toda España, Albert Rivera, hasta este 2020 en el que el flamante candidato autonómico naranja, Carlos Carrizosa, protagonizaba un mensaje oficial como líder de la oposición, grabado con estudiada solemnidad en el salón de plenos del Parlament.

Ya en los últimos años la hoy presidenta del partido, Inés Arrimadas, comenzó a imprimir ese giro, sustituyendo las Diadas alternativas, en las que un primerizo Rivera se hacía acompañar de historiadores como Fernando García de Cortázar para decir, por ejemplo, que los Decretos de Nueva Planta de Felipe V en 1714 supusieron para Cataluña modernidad y progreso económico —un auténtico anatema para los nacionalistas— por otros actos más festivos con la militancia, como la degustación de una gran paella.

arrimadas-diada.jpg
Arrimadas, moviendo la paella de la Diada de 2016. | EFE

Un acto, este último, que en 2016 provocó la airada reacción de uno de los principales fundadores de Ciudadanos, Albert Boadella, quien se lamentó diciendo que Ciudadanos había sido fundado "para todo lo contrario".

En síntesis, con Arrimadas Ciudadanos comenzó a celebrar la Diada, naturalmente al margen de los separatistas y denunciando la manera sectaria de celebrarla de estos, pero asumiendo que ese es, o debería ser, el día de "todos los catalanes", como proclama Carrizosa en su mensaje de este año.

"Queridos conciudadanos de Cataluña"

El dirigente naranja comienza su mensaje de manera inequívoca: "Queridos conciudadanos de Cataluña, llevamos años viendo cómo la Diada ha dejado de representar a todos los catalanes para representar únicamente al separatismo y a los políticos que han roto la sociedad catalana. Y hoy, otro año más, millones de catalanes no pueden celebrar nada, porque el Govern separatista ha decidido volver a excluir a más de media Cataluña de un día que debería ser de todos". Y lo cierra deseando una "bona Diada a tothom".

Lo cierto es que la antigua impugnación del 11-S por parte del primer Ciudadanos supuso un hecho inédito en la política catalana. Hasta entonces, incluso el PP participaba año tras año en la ofrenda floral a Rafael Casanova (partidario del archiduque Carlos de Austria durante la guerra de secesión y convertido en héroe por la historiografía catalanista) que se convertía para los populares en un particular viacrucis anual, teniendo que soportar abucheos e incluso intentos de agresión por parte del público presente.

Ciudadanos nunca ha participado en esa ofrenda floral, pero cree posible, como dice Carrizosa, que el 11-S sea, algún día, de todos los catalanes y no únicamente de los nacionalistas. Fuentes del partido aseguran, pese a todo, que siguen defendiendo, como siempre, que el día de los catalanes pase a ser el de Sant Jordi.

A continuación