Un juez archiva la causa por la que Pedro Sánchez fulminó a Tomás Gómez

Aunque sí encuentra "irregularidades administrativas" no ve indicios suficientes de que se pudieran cometer delitos de prevaricación o malversación.

LD/Agencias

El juzgado que investigaba los sobrecostes en la construcción del tranvía de Parla ha archivado de forma provisional la causa, que acabó con la carrera política del socialista Tomás Gómez, destituido fulminantemente como líder de los socialistas madrileños por Pedro Sánchez en 2015.

El juez no ve delitos de prevaricación ni de malversación de caudales públicos en el sobrecoste que tuvo aquel proyecto, que acabó costando 39 millones de euros más de lo previsto, con lo que el precio final se disparó hasta los 142 millones.

A petición de la Fiscalía y el Tribunal de Cuentas

En su momento se abrieron diligencias a petición de la Fiscalía, que acusaba de estos delitos a los integrantes de las juntas de gobierno local del 22 de diciembre de 2006 y del 29 de junio de 2009, presididas por Tomás Gómez y José María Fraile, respectivamente.

El auto de archivo provisional, al que ha tenido acceso Efe, considera que "no ha quedado acreditada la existencia de indicios suficientes sobre los que poder sustentar de forma racional la denuncia formulada".

Por ello se acuerda el archivo tras practicar diligencias e investigaciones con documentos aportados por el Ayuntamiento de Parla, varios oficios de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), varios informes de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y del Tribunal de Cuentas, cuyo informe inició la causa.

Sí hubo "irregularidades administrativas"

El juez sí considera que existen "irregularidades administrativas en el expediente de modificación del contrato", pero señala que "no puede considerarse que concurra el plus que sobre la misma exige el delito de prevaricación".

Según el magistrado, "no cabe calificar como arbitraria" la actuación de los investigados, toda vez que las modificaciones del proyecto aprobadas en sendas juntas de gobierno y que provocaron el incremento del coste final estaban "permitidas" en el Pliego de Cláusulas Administrativas, ya que "obedecen a razones de interés público".

Tampoco existen "indicios suficientes" de malversación de caudales públicos, puesto que, tras las diligencias practicadas por la UDEF, no han detectado "vínculo alguno ni justificación de enriquecimiento o apoderamiento de dinero público en perjuicio de tercero" entre los integrantes de las Juntas de Gobierno.

El fin político de Tomás Gómez

La causa judicial del tranvía de Parla acabó con la carrera política de Tomás Gómez, alcalde del municipio entre 1999 y 2008, año en el que fue elegido secretario general del PSOE de Madrid.

Tras ser el candidato socialista a las autonómicas de 2011, el entonces secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, le destituyó como secretario general de los socialistas madrileños sólo unos meses antes de los comicios regionales y locales de 2015.

Posteriormente, Tomás Gómez también se ha visto implicados en la famosa trama Púnica, de la que habría recibido regalos según informes de la Guardia Civil y en la que fue acusado por uno de los cabecillas de haber recibido pagos en Parla.

A continuación