Laura Borràs será investigada por el Supremo tras un debate que ha erosionado al separatismo

Luz verde de la Cámara Baja para investigar a la portavoz de JxCAT por hasta 4 delitos.

Esmeralda Ruiz

Era lo previsto, la portavoz del grupo parlamentario de JxCAT, Laura Borràs será investigada por el Tribunal Supremo, tal y como adelantó Libertad Digital en diciembre, por los delitos de prevaricación, fraude, malversación de caudales públicos y falsedad documental durante su etapa como directora de la Institución de las Letras Catalanas.Con 293 votos a favor, 15 noes y 5 abstenciones, el Congreso daba este jueves luz verde al suplicatorio cursado por el TS para levantar su inmunidad al estar aforada como diputada nacional.

El pasado mes de febrero, el Supremo propuso a Borràs la posibilidad de declarar voluntariamente en calidad de investigada, pero la diputada de las siglas del fugado Puigdemont se negó alegando que de esta manera estaría acatando un delito que ella asegura, no haber cometido. En concreto, el Supremo le acusa de haber facilitado presuntamente la adjudicación irregular de una serie de contratos a un amigo por valor de 259.283 euros sin IVA.

Aunque el debate en el Pleno se ha celebrado a puerta cerrada y sin cámaras, la propia Borras adelantaba a primera hora el resultado favorable para poder ser investigada. Bastaba con los votos a favor de PSOE, PP y Vox. "Hoy levantarán mi inmunidad, pero no mi dignidad", ha declarado en el patio del Congreso donde volvía a insistir en ser víctima de una persecución política por sus ideas rupturistas.

Sin embargo, pese a la esperada escenificación victimista, las mayores críticas de Borràs no han ido hacia los partidos que han permitido levantar su inmunidad sino contra sus socios de gobierno en Cataluña. Ni ERC ni la CUP han participado en esta votación para "no darle legitimidad". Un argumento que en JxCAT han querido interpretar o vender como una forma de traición hacia la portavoz de las siglas del fugado. Una estrategia trampa, han denunciado en ERC.

Incumple su propuesta

Su portavoz, Gabriel Rufián, se ha defendido de las quejas lanzadas por Borràs revelando que la idea de no participar en esta votación a modo de desprecio "fue propuesta hace 20 días" por la propia Borràs y el hecho de que ahora se les acuse de lo contrario no es para ERC sino, una forma de querer desgastarles electoralmente. "Culpar a ERC de lo que está pasando es un insulto a la inteligencia colectiva", ha denunciado Rufián sacando pecho de que su partido puede tener la conciencia "muy tranquila", en lo que respecta a casos de corrupción.

Con esta decisión, este jueves se consuma la retirada oficial de Laura Borràs de la carrera sucesoria a la Generalidad. Borràs era una de las candidatas favoritas del propio Quim Torra y desde su llegada a Madrid como diputada y portavoz del grupo parlamentario de JxCAT, Borràs no ha dejado de evidenciar su deseo por regresar a la política catalana con un puesto de mayor poder dado el peso residual de sus siglas en el Congreso. Ahora Borràs deberá responder ante la justicia y hasta los radicales de la CUP, le pedían esta semana, como gesto de ejemplaridad, abandonar su escaño.

Las diligencias contra Borrás se iniciaron de forma secreta hace 2 años en un Juzgado de Manresa. El caso terminó en el Juzgado de Instrucción nº 9 de Barcelona, tras la inhibición del citado Juzgado. Durante la investigación, se registraron numerosas escuchas telefónicas que demostrarían la ilegalidad de las adjudicaciones de la dirigente separatista como directora de la Institución de las Letras catalanas.

A continuación