Colau aboga por mantener la estatua de Colón, pero con un montaje "crítico" alrededor

La alcaldesa de Barcelona considera que el debate sobre la estatua "es necesario", pero descarta su retirada.

Pablo Planas (Barcelona)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se opone a la tesis de la presidenta de su partido en el parlamento catalán, Jéssica Albiach, de retirar la estatua de Colón emplazada en el final de las Ramblas. Según Colau, el monumento es un "icono" de la ciudad, una parte sustancial de la fisonomía de la ciudad por la que es reconocida en el resto del mundo. Ahora bien, la alcaldesa podemita apuesta por "contextualizar" el monumento en lo que sería una fórmula mixta para dar satisfacción a los modernos detractores del descubridor de América sin desmontar el monumento instalado desde la Exposición Universal de 1888.

Según Colau, los expertos en "memoria democrática" no consideran necesario retirar la estatua, pero sí dotarla de los elementos necesarios para que pueda ser criticada la figura de Colón. Así, la alcaldesa cree que podría instalarse una placa explicativa u organizarse una exposición crítica en la base del monumento en la que se contextualizaría la llegada de Colón a América y los efectos de la colonización. "Hay diferentes posibilidades y es un debate que queremos seguir manteniendo con los colectivos antirractistas y los expertos en memoria histórica", ha señalado.

También ha recordado que durante su mandato ya se retiró la estatua del comerciante Antonio López, acusado de negrero, pero que esa política no se debe aplicar con todos los monumentos. Las palabras de la dirigente podemita en una entrevista en la radio del conde de Godó han causado decepción en parte de su formación política, en la que hay una fuerte corriente a favor de revisar el legado de Colón y su peso en el nomenclátor de la ciudad.

A continuación