Asesores de Vox y Marion Le Pen crean un máster para formar líderes políticos en España

Jaime Mayor Orega, Alejo Vidal Quadras o Javier Tebas forman parte del equipo de docentes que impartirá clases de economía, derecho o comunicación.

Maite Loureiro

El próximo mes de octubre comenzará a impartirse en Madrid un nuevo "máster" o "MBA", como lo definen sus impulsores, para profesionales de alta cualificación interesados en el liderazgo de masas. Enfocado principalmente al área política, incluye también la formación de líderes en el ámbito social, cultural o mediático, con una particularidad: estar interesados en dar batalla a la izquierda.

El Instituto ISSEP, fundado en Lyon hace dos años por la menor del clan Le Pen, Marion Meréchal, nieta de Jean-Marie Le Pen, el fundador del Frente Nacional, y sobrina de la actual líder del partido, Marine Le Pen, con la que no mantiene una buena relación, llega a España de la mano de Kiko Méndez Monasterio, asesor y mano derecha de Santiago Abascal, y de Gabriel Ariza, dueño junto a Méndez Monasterio de la empresa Tizona, encargada de llevar parte de la comunicación de Vox, formar a sus diputados y elaborar argumentarios.

Sus impulsores, entre los que también se encuentra el hijo del presidente de La Liga de Fútbol, Javier Tebas, desvinculan la iniciativa del partido y aseguran que se trata de un proyecto personal con vocación de permanencia al margen de cualquier liderazgo o figura mediática, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con el Instituto Atlántico, fundado por José María Aznar.

El exministro del Interior del PP, Jaimer Mayor Oreja, el que fuera líder del PP catalán y uno de los fundadores de Vox, Alejo Vidal Quadras, o el propio Javier Tebas, forman parte del elenco de profesores que se encargará de impartir las diferentes materias, divididas en siete áreas y enfocadas a la ampliación de conocimientos en humanidades, economía y comunicación.

"Formar espíritus críticos"

El director del máster, Santiago Muzio, abogado y mano derecha de Meréchal, su persona de confianza en España, explica a Libertad Digital que ambos institutos trabajarán de forma independiente aunque lo harán coordinados para "armonizar" conocimientos y seguir un mismo método de estudio con enseñanzas comunes, como filosofía o economía, y otras propias de cada país, como Historia.

"El objetivo es formar líderes capaces de dirigir, que se interesen por el bien común, espíritus críticos y libres", asegura, poniendo el énfasis en la necesidad de impulsar los estudios humanísticos que han sido "relegados" en la mayoría de escuelas de negocios y que, en su opinión, deben ser recuperados. "Para ser un líder hay que conocer el alma humana", asegura Muzio, que echa en falta un mayor contacto con la realidad de los actuales dirigentes políticos.

Para ello, el máster contará con profesionales de todos los ámbitos que no sólo impartirán conocimientos teóricos sobre sus distintas áreas de especialización, sino que los combinarán con actividades prácticas. En breve, los gestores del máster esperan poder firmar convenios empresariales como ya tienen suscritos en Francia.

Abogados como Jesús Trillo-Figueroa, hermano del exministro Federico Trillo, juristas como José Manuel Otero, ministro con el Gobierno de Adolfo Suárez, o Adolfo Prego, exmagistrado del Tribunal Supremo, completan parte del equipo de docentes que se encargará de las clases. También profesionales de los medios de comunicación como la periodista de El Mundo y colaboradora de esRadio, Emilia Landaluce, el dueño de Intereconomía, Julio Ariza, o el presentador de esta misma cadena, José Javier Esparza.

La batalla cultural

Ante el constante avance de lo que definen como "progresismo", en referencia a las ideas de izquierdas, los impulsores del máster proponen dar la batalla cultural desde la sociedad civil, al margen de partidos políticos, para recuperar espacios que la derecha ha ido abandonado.

El curso, de un año de duración, cuenta con 20 plazas y su coste es de 12.000 euros aunque, según explican sus impulsores a este periódico, se concederán becas de un máximo del 50% de su precio para casos especiales de perfiles destacados que no puedan asumir el pago completo, especialmente en la actual situación de crisis económica provocada por el coronavirus.

Una ayuda que, en circunstancias muy excepcionales, como familias con hijos dependientes e ingresos limitados, podría llegar hasta el 90%. La Fundación ISSEP sería la encargada de asumir su pago a través de un sistema de mecenazgo, con donaciones privadas. Aunque la actual sede está situada en la calle Nicasio Gallego, 9, antigua sede de Vox en Madrid hasta las pasadas elecciones generales de noviembre, la institución explica que trabajan para impartir clases en otro local.

El temario se divide en 160 sesiones de dos horas de duración cada una, hasta sumar un total de 320 horas, y se impartirá los viernes por la tarde y los sábados por la mañana para hacerlo compatible con la actividad profesional. Está destinado, sobre todo, a personas de edades comprendidas entre los 30 y los 45 años que quieran ampliar sus conocimientos generales para liderar y dirigir equipos.

A continuación