Ver

Abascal, ante una marea de coches y banderas: "No olvidaremos nunca lo que nos han hecho, su crimen no quedará impune"

Miles de personas salen a las calles convocados por Vox para acudir a la "caravana" por la "libertad" y pedir la dimisión del Gobierno

Maite Loureiro

Miles de coches han abarrotado este sábado las principales capitales de provincia españolas, especialmente Madrid, donde la caravana por la "libertad" convocada por Vox ha inundado las calles adyacentes a la plaza de Colón para arropar con sus banderas la gran insignia que luce frente a la estatua del descubridor de América.

En este ambiente festivo, repleto de coches, motos e incluso tractores, con los claxon sonando sin cesar, el presidente de Vox, Santiago Abascal, muy "emocionado", se ha dirigido a los asistentes desde un autobús descapotable en el que viajaban los principales líderes del partido. Entre ellos, Javier Ortega Smith, Iván Espinosa de los Monteros, Macarena Olona o Rocío Monasterio.

"La pulsión de la libertad es imparable", ha proclamado Abascal ante la marea de vehículos a la que se ha referido como una "festiva insumisión de luto contenido". "El pueblo español, en los momento cruciales de su Historia, es el que nos enseña el camino. Pobres de esos que no le escuchen", ha advertido el líder de Vox en referencia al Gobierno.

Valladolid, Granada, Sevilla, Málaga, Zaragoza o Valencia han sido también escenario de los atascos formados por la caravana de Vox para pedir la dimisión del Gobierno, protestar contra su gestión y, especialmente, contra el estado de alarma que se ha prolongado en el Congreso por quinta vez. Durante las protestas no se han registrado altercados.

"Salimos a defender la vigencia de España y su libertad", ha dicho Abascal, que ha comparado la gravedad de la situación actual con los duros momentos que se vivieron durante el golpe del 1-0, llegando a concluir que ahora la situación es incluso "más grave".

Entonces, ha asegurado, el Gobierno se caracterizó por su "pasividad" mientras que ahora "la amenaza está protagonizada" por él. "Se trata de un Gobierno ilegítimo que se ha convertido en un Gobierno criminal", ha asegurado denunciado la ocultación de información sobre la pandemia y el coste de vidas que ello ha supuesto.

"No olvidaremos nunca lo que nos han hecho, su crimen no quedará impune", ha advertido el líder de Vox al Ejecutivo, al que ha vuelto a amenazar con llevar a los tribunales por su gestión de la crisis, después de haber recurrido ante el Tribunal Constitucional el decreto del estado de alarma.

Tras criticar duramente al Gobierno, Abascal se ha dirigido directamente a Pablo Iglesias al que ha descrito como "nuevo comunista de coletas largas y entendimiento corto", sin llegar a nombrarle directamente: "Llaman a la guerra civil desde el Congreso y lanzan a sus energúmenos a la calle para intentar amedrentarnos", ha denunciado, al tiempo que ha pedido a los españoles no dejarse atemorizar porque "España prevalecerá y recuperará la normalidad de siempre".

"No hay mal que cien años dure"

Durante la manifestación, Ortega Smith, Espinosa, Olona y Monasterio han tomado también la palabra para dirigirse a los asistentes, a través de los medios de comunicación, y criticar al Gobierno. El secretario general del partido ha denunciado la "desinformación" que existe en torno al coronavirus, después de padecer la enfermedad. "Nadie me avisó de que tenía que realizarme análisis de sangre después de superarlo y tengo los pulmones llenos de trombos", ha denunciado el secretario general de Vox.

Espinosa de los Monteros ha criticado que hay gente que "está al borde de la desesperación" por la gestión económica de un "Gobierno inepto". "No hay mal que cien años dure y este Gobierno pasará, esperemos que muy pronto", ha asegurado el portavoz parlamentario del partido.

Olona ha presumido de que su partido ha conseguido "doblegar" al Gobierno con los recursos planteados ante los tribunales superiores de justicia de Castilla y León, y especialmente Cataluña, que les dieron la razón y levantaron la prohibición decretada por ambas delegaciones del Gobierno contra la manifestación de Vox. Por su parte, Monasterio ha defendido que en la protesta "no sólo hay votantes de Vox" sino españoles de todos los partidos que defienden la libertad.

A continuación