Santiago Abascal denuncia que Twitter permite una campaña pidiendo su muerte y pregunta si ocurriría igual con Sánchez

"Que 'matar a Abascal' sea tendencia me resbala, pero no paso por alto el odio contra millones de españoles atizado desde el Congreso", asegura.

Libertad Digital

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha denunciado este domingo que Twitter permitiera la tarde del sábado la tendencia 'matar a Abascal' y ha advertido de que no tolerará el "odio contra millones de españoles" que, según ha dicho, ha sido "atizado desde la tribuna del Congreso y desde las redacciones de los medios" de comunicación.

Abascal ha hecho esta denuncia en un mensaje en la misma red social, en el que recuerda su pasado en el País Vasco y las amenazas de la banda terrorista ETA a su familia y a él personalmente.

"A los 24 años descubrieron la primera intentona frustrada para asesinarme a mí. Que dos décadas después el hashtag 'matar a Abascal' sea TT personalmente me resbala", ha asegurado.

Sin embargo, Abascal ha recalcado que "el odio contra millones de españoles ha sido atizado desde la tribuna del Congreso y desde las redacciones de los medios y amparado por las redes sociales", advirtiendo que "eso no lo paso por alto".

En este sentido, Vox denuncia que "Twitter ha tolerado que sea tendencia 'matar a Abascal'" y pregunta a la red social del pájaro que si "habríais actuado igual si hubiese sido 'matar a Pedro Sánchez'".

Cabe recordar que Vox ya mantuvo a principios de año una polémica con Twitter por la suspensión de su cuenta oficial a raíz de un intercambio de mensajes entre el partido de Abascal y la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, quien acusó al líder de Vox de "retrógrado" por defender el control parental en los colegios.

El partido creado en 2014 respondió asegurando que lo que no soportan es que con dinero público se promueva la "pederastia", en referencia al programa Skolae en Navarra, donde gobiernan los socialistas.

Como consecuencia de este último mensaje, Twitter comunicó a Vox que no podría publicar más mensajes alegando "incitación al odio", aunque le dio la opción de borrar el tuit polémico, a lo que la formación se negó, por lo que su cuenta fue desactivada. Dos meses después, Vox recuperó su cuenta tras borrar ese mensaje que causó una honda polémica.

A continuación