ERC confirma su no a la prórroga del estado de alarma: "No nos han escuchado"

Por primera vez, ERC abandona al Gobierno y se suma al voto de sus socios en Cataluña dejando a Sánchez en manos del PP.

Esmeralda Ruiz

Desde la advertencia de la portavoz de ERC en Cataluña, Marta Vilalta, el pasado lunes abriendo la puerta a cambiar la abstención por el no y que dos días después volvía a verbalizar el portavoz separatista, Gabriel Rufián en el Congreso, se desató una importante división en el seno del partido de Oriol Junqueras entre los partidarios de cortar por lo sano con Sánchez y los que consideraban que seguir dando apoyo al Gobierno podría beneficiarles tras la crisis sanitaria con la vista puesta en las próximas elecciones catalanas que aunque Quim Torra insista en mantener al margen, el Tribunal Supremo podría acelerar.

Pero tras una larga reunión de la Ejecutiva este lunes por la tarde, ERC ha decidido que votará no a la cuarta prórroga del estado de alarma propuesta por el Gobierno de Pedro Sánchez y que se debatirá este miércoles en el Congreso de los Diputados."El estado de alarma no es el mecanismo adecuado. Se ha demostrado que no lo era durante toda esta crisis. La centralización ha sido un error", dice el comunicado que ha emitido la formación separatista que tras confirmar su rechazo al decreto, dejan a Pedro Sánchez en manos del PP.

En el texto, los de Junqueras aseguran que hasta ahora se habían abstenido "por responsabilidad y para dar un voto de confianza al gobierno español" pero que el Ejecutivo de Sánchez no ha sabido escuchar sus reclamos. Siguiendo el dictado marcado por el presidente de la Generalidad, Quim Torra, ERC también lleva semanas exigiendo que Cataluña pueda decidir "con las plenas competencias cómo se aborda la nueva fase de desconfinamiento" para poder ejecutar su propio plan de desescalada al margen del resto de CCAA. Este fin de semana, Torra volvía a reclamar al Gobierno excluir a Cataluña del estado de alarma.

Presiones desde Suiza

"Debe acabar la militarización y la restricción de derechos, libertades y competencias que impone el estado de alarma. Esto no es una guerra, no necesitamos un mando único del Ministerio de Defensa, esta situación debe gestionarse con criterios médicos", dicen los de ERC en su comunicado. Las presiones en la cúpula del partido separatista, socio de Sánchez, se han elevado a primera hora de la mañana con la reaparición de la fugada, Marta Rovira, número 3 del partido y voz autorizada, pidiendo, en una entrevista en Radio 4, dejar caer a Sánchez en su intento de volver a prorrogar el estado de alarma. "Debe detenerse", decía.

Como último intento en favor de mantener la abstención, la parte de la Ejecutiva de ERC más próxima a no dañar el diálogo con el PSOE ha deslizado como alternativa cambiar el sentido de su voto a cambio de que el Gobierno acepte "codecidir" con la Generalidad el desconfinamiento, es decir, dando luz verde a la propuesta de Cataluña de hacerlo por regiones sanitarias y no por provincias. Ha sido uno de los argumentos por los que apostaba el propio coordinador general de ERC, Pere Aragonès, horas antes del cónclave del partido, en declaraciones en la Cadena Ser Cataluña.

Finalmente se ha impuesto el criterio del ala más radical que también ha valorado el coste de votar junto al resto de formaciones separatistas en un momento de alta tensión entre los socios en Cataluña por la gestión de las consejerías clave en la lucha contra la pandemia.

A continuación