Detenido el alcalde del PSC de Badalona saltándose el confinamiento y conduciendo borracho

El partido le ha suspendido de militancia y Xavier García Albiol estudia presentar una moción de censura.

Esmeralda Ruiz

El alcalde socialista de Badalona, Álex Pastor, fue detenido anoche, en torno a las 22:00 horas, por los Mossos d'Esquadra saltándose el confinamiento mientras conducía con claros síntomas de embriaguez por el barrio barcelonés del Ensanche. Al darle el alto los agentes al ver su vehículo circular haciendo eses, Pastor se enfrentó a la policía repitiendo insistentemente "que soy el alcalde de Badalona" negándose incluso a hacerse el test de alcoholemia.

Según fuentes policiales, el dirigente socialista estaba muy alterado, gritando, dando golpes, para intentar librarse del arresto, e incluso, según publica El País, habría mordido a uno de los agentes, provocando esta actuación su inmediata detención por resistencia a la autoridad. Llama la atención que horas antes de esta lamentable escena a pocos metros del Paseo de Gracia, el alcalde socialista de Badalona instaba a los ciudadanos de sus municipios a seguir respetando el confinamiento quedándose en casa.

Minutos después de conocerse la detención, el PSC anunciaba vía comunicado la suspensión de militancia de Álex Pastor instándole a renunciar a su cargo como alcalde y al de presidente de la federación socialista en el municipio. "Consideramos que los hechos conocidos hoy son incompatibles con la militancia socialista y el ejercicio de cualquier cargo público", reza el comunicado del partido de Miquel Iceta.

Albiol estudia una moción de censura

El dirigente popular y exalcalde de Badalona, Xavier García Albiol anunciaba anoche a través de su cuenta de Twitter que, una vez confirmada la noticia de la detención del alcalde, y como partido más votado, este mismo miércoles iniciará conversaciones con los diferentes partidos del municipio para presentar una moción de censura y apartar a Pastor del Ayuntamiento.

Pastor logró arrebatar el bastón de mando al popular Xavier García Albiol —vencedor en las elecciones municipales— en junio de 2018 tras llegar a un acuerdo de gobierno con las siglas de Ada Colau, Barcelona en Común. El apoyo de las marcas separatistas del fugado Carles Puigdemont, JxCAT y Guanyem Badalona fueron clave también para permitir su llegada al consistorio.

A continuación