Instaurar el Ministerio de la Verdad o el Gobierno de los expertos y más preguntas surrealistas del CIS de Tezanos

Contradicciones, preguntas con un descarado sesgo totalitario... el CIS sobre el coronavirus nos ha mostrado al Tezanos más desatado.

C.Jordá

El Centro de Investigaciones Sociológicas que preside el socialista José Félix Tezanos ha publicado este miércoles un barómetro con intención de voto que pronostica una amplísima victoria electoral del PSOE.

Como no podía ser otra forma la encuesta incluye una enorme batería de preguntas sobre el coronavirus que en algunos casos reciben respuestas cuanto menos sorprendentes, por ejemplo, el 91% de los encuestados está llevando "bien" o "razonablemente bien" el confinamiento, un porcentaje mucho más alto de lo que se podría esperar.

Un 66% partidario del Ministerio de la Verdad

En otros casos resultan más que llamativas la combinación entre las preguntas tremendamente tendenciosas y las opciones que se dan para responder, no menos sesgadas. Por ejemplo, en la inevitable pregunta sobre si "habría que prohibir la difusión de bulos y las informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales".

La primera opción haría las delicias del partido más totalitariamente orwelliano: "Cree que habría que restringir y controlar las informaciones, estableciendo sólo una fuente oficial de información". Lo tremendo es que el 66,7% se muestra favorable a este auténtico Ministerio de la Verdad.

cis-coronavirus-preguntas01.jpg

Gobiernos que no pueden tomar decisiones

Otra pregunta llamativa es una cuya intención evidente es apuntar una de las líneas de defensa evidentes del Gobierno, que es culpar a los técnicos de los propios errores. Así el sondeo cuestiona si "ante casos de pandemia como la del Covid-19 hay que atenerse a lo que digan y propongan los/as expertos/as en cada momento, o que los Gobiernos tienen que ser capaces de tomar decisiones por su cuenta".

Nada más y nada menos que el 88,5% de los encuestados se muestra partidario de la dictadura de los técnicos y de que estos ejerzan el poder sin poder tomar decisiones.

cis-coronavirus-preguntas02.jpg

Por supuesto, y para rematar la jugada totalitaria, la siguiente pregunta es sobre si "los partidos y líderes de la oposición tienen que colaborar y apoyar al Gobierno en todo lo posible, dejando sus críticas o discrepancias para otros momentos, o que deben continuar criticando y oponiéndose al actual Gobierno en todo lo que consideren". Por supuesto, o quizá deberíamos decir por desgracia, un 87% de los encuestados se muestra a favor de amordazar a la oposición.

En otra de las preguntas se cuestiona a los encuestados por los planes para salir de la crisis y la formulación tampoco es muy partidaria del pluripartidismo ya que contrapone hacer "un esfuerzo especial para intentar llegar a grandes acuerdos ante la crisis económica y laboral" a que "cada partido plantee sus propias alternativas y puntos de vista".

Contradicciones

En otras preguntas resultan llamativas las contradicciones en las que, siempre según el estudio de Tezanos, caen los entrevistados. Por ejemplo, en la número cuatro y preguntados por si "deberían tomarse medidas más estrictas" de confinamiento, el 58% opina que "con lo que se está haciendo es suficiente".

Pero en la siguiente pregunta, "¿estaría Ud. de acuerdo con que en España no se permitiese salir a la calle y que las medicinas y suministros alimentarios se llevaran a las casas por personal especializado, como se ha hecho en China?" resulta que la medida le parece adecuada al 57,7%. ¿Estamos ante un globo sonda? ¿Quiénes cambiaron de opinión de una respuesta a otra?

"Al margen del Covid-19"

Otro aspecto llamativo de la encuesta es que por un lado se pregunta si "las consecuencias económicas y laborales que se van a derivar de la crisis del COVID-19, muy graves, algo graves, poco graves o nada graves", con el resultado previsible: el 80% dice que "muy graves" y el 17% que "algo graves".

Sin embargo, dos preguntas más tarde la encuesta preguntaba por la situación económica de España "al margen del COVID-19", que al parece es una crisis de quita y pon.

A continuación