Los independentistas exigen "lealtad" a Cataluña para apoyar los nuevos Pactos de la Moncloa

La portavoz de Torra ha avisado de que no se sumarán a un intento de "recentralizar más el Estado".

Esmeralda Ruiz

Los socios del Gobierno de Pedro Sánchez en Cataluña avisan respecto a su intención de reeditar los Pactos de la Moncloa con el objetivo de encarar la crisis sanitaria del coronavirus: "Si se trata de una propuesta con la finalidad de recentralizar el Estado, aquí obviamente no nos encontrarán", son las advertencias de la portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó, en la rueda de prensa telemática que ha ofrecido este lunes el gobierno independentista.

En boca de su consejera de presidencia, Quim Torra exige al Gobierno central "lealtad" a Cataluña antes de valorar un posible apoyo en este sentido. "Si se trata de unos pactos que sirven para relanzar la economía y que buscan hacerlos con lealtad, cooperación y de manera consensuada con Cataluña, entonces nos lo pensaremos", ha aseverado Budó.

En cualquier caso, desde la Generalidad destacan que todavía es pronto para ofrecer una respuesta contundente respecto a su posible apoyo ante unos nuevos Pactos de la Moncloa porque por ahora, se desconoce el alcance de la propuesta de Pedro Sánchez. Eso sí, se adelantan a fijar como primera exigencia que haya "colaboración total" con el independentismo.

Contrarios a suavizar el confinamiento

También el Ejecutivo de Torra ha mostrado su oposición rotunda a relajar el confinamiento después de la Semana Santa a 48 horas de que se someta a votación en el Congreso. Los separatistas consideran que es pronto para bajar la guardia:"No nos podemos relajar porque las medidas de confinamiento, que son estrictas, funcionan" y "no puede ser que termine Semana Santa y se vuelva a la situación anterior", defendía en las últimas horas la consejera de saluda catalana, Alba Vergès.

"No nos podemos volver a equivocar", pedía este lunes la consejera Budó, reclamando al Gobierno central tomar decisiones en base a la opinión de los expertos. Pese a que se empiece a notar una ligera caída en el número de contagios, la Generalidad piensa que sería un error suavizar el confinamiento total tan pronto y propone hacerlo 14 días después de conseguir una reducción sostenida en el número de contagios. Sería lo equivalente, ha explicado esta mañana el vicepresidente Pere Aragonès, al periodo de incubación del virus.

A continuación