Colau pide a los barceloneses que no vayan a bares y restaurantes y limiten su vida social

La alcaldesa, recluida en su domicilio aunque no sufre la enfermedad, advierte de una posible "intervención" administrativa.

Pablo Planas (Barcelona)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha hecho un llamamiento a los barceloneses para que se abstengan de ir de bares y restaurantes y limiten su vida social durante las semanas que dure la alerta por la expansión del coronavirus. Colau no ha dado positivo pero decidió recluirse en su casa tras haber estado en contacto con un funcionario que ha caído enfermo.

En una entrevista en la emisora del conde de Godó, Rac 1, la alcaldesa ha afirmado que se encuentra bien, que no tiene ningún síntoma asociado al covid-19, pero que se mantiene en cuarentena voluntaria porque "por el bien de todo el mundo, para proteger a las personas más vulnerables y para proteger nuestro sistema de salud debemos ser muy escrupulosos con los protocolos".

En cuanto a la hostelería, de capa caída tras la suspensión del Mobile World Congress, que debía haberse celebrado a finales de febrero, Colau ha instado a los barceloneses a no ir a bares y restaurantes. "Si no se hace de forma voluntaria, las administraciones tendrán que intervenir", ha asegurado la alcaldesa.

Por otra parte, ha tratado de tranquilizar a los ciudadanos que la hubieran visto y saludado antes de recluirse en su casa. Según ella, sólo deben ponerse en cuarentena quienes hayan tenido contacto directo con quien haya dado positivo. "Que todo el mundo sepa que por haberme visto o saludado no se han de quedar en casa".

A continuación